Ave Fénix: Arte y Nuevas Tecnologías

Desde la barra Ave Fénix: Arte y Nuevas Tecnologías
- Advertisment -

Si hay algo que me gusta y me motivó para especializarme en propiedad intelectual e industrial es la relación entre el arte y las nuevas tecnologías.

Se suele ver el surgimiento de nuevas tecnologías como una gran amenaza para la propiedad intelectual, pero recordemos que no se ha de juzgar un libro por su portada (ni para bien, ni para mal). En este post nos vamos a centrar en cómo las nuevas tecnologías, tales como la inteligencia artificial (IA) o la tecnología 3D, pueden hacer resurgir de sus cenizas obras perdidas y en cómo la Comisión Europea pretende resaltar este potencial.

Las Pinturas de la Facultad de Gustav Klimt

Medicina, Jurisprudencia y Filosofía, fueron tres obras denominadas como “Las Pinturas de la Facultad”, del pintor Gustav Klimt de finales del siglo XIX. Estas obras, entre muchas otras, fueron objeto del expolio por parte de los nazis. Lo último que se sabía de ellas es que se perdieron en el incendio de un castillo austriaco en 1945, quedando únicamente de ellas unas fotografías en blanco y negro. Hasta ahora.

Por medio de esas fotografías, un fragmento de color de Medicina y machine learning, se ha podido recuperar el color de estas obras perdidas que fueron tachadas de escandalosas para la época (como prácticamente toda la obra del pintor). Esto ha sido el resultado del trabajo conjunto de Google Arts & Culture y el Museo Belvedere de Austria, basado en investigación cromática, histórica y la creación y entrenamiento de un algoritmo con miles de imágenes y documentos de diversa índole. ¿El resultado? En mi humilde opinión, maravilloso (disclaimer: esta opinión quizá es bastante subjetiva por ser una gran amante del pintor). Para que juzguéis por vosotros mismos, podéis ver aquí un vídeo del proyecto y para más detalle este artículo de El País.

Notre-Dame de París

Quien me conozca un poco, sabrá que tengo un gran interés por la impresión 3D (no os preocupéis, que no os voy a hacer un análisis técnico, pero si os interesa el tema, os dejo un articulillo que escribí hace un tiempo aquí).

Uno de los muchos usos que puede hacerse de esta tecnología es la de la protección del patrimonio cultural, por medio del escaneado 3D. Son muchos los trabajos que se han hecho por medio de esta tecnología, especialmente en arqueología, pero uno cobró especial importancia hace unos pocos años: el escaneado de la Catedral de Notre-Dame de París.

En 2019, la Catedral que había sido testigo de numerosos conflictos e inspiró a Victor Hugo, sufrió un incendio. Entre las distintas opciones que se sugirieron para la posterior reconstrucción del histórico edificio, se destacaron el trabajo del historiador arquitectónico Andrew Tallon, que hizo un mapa láser en 3D de cada centímetro de la Catedral y el trabajo de investigación de la artista Caroline Miousse para el videojuego Assansin’s Creed Unity de la empresa Ubisoft.

La reconstrucción todavía sigue su curso, pero es bueno saber que existen fuentes que pueden permitirnos pasear por su interior y seguir admirando sus magníficos arbotantes, gárgolas y vidrieras.

La nueva Recomendación de la Comisión

En línea con los trabajos de digitalización que se barajaron para la reconstrucción de Notre-Dame, la Comisión europea ha publicado recientemente una Recomendación para la creación de un Espacio Común Europeo de Datos para el Patrimonio Cultural (ECEDPC). Esta Recomendación es consecuencia de la evaluación de la anterior Recomendación sobre la accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital (2011/711/UE). Como se anunció en la Estrategia Europea de Datos, la Comisión desarrollará y financiará otros espacios de datos en sectores estratégicos clave y ámbitos de interés público, como la salud, la agricultura o la industria manufacturera.

Por medio de esta última Recomendación, la Comisión promueve el uso de nuevas tecnologías —e.g. IA, 3D, blockchain, realidad virtual y aumentada, datos, etc.— y recomienda a los Estados miembros que aceleren la digitalización de aquí a 2030 de todos los monumentos, sitios, objetos y artefactos del patrimonio cultural, con el fin de proteger y preservar los que están en riesgo, e impulsar su reutilización en ámbitos como la educación, el turismo sostenible y los sectores creativos culturales.

El ECEDPC se construirá a partir de Europeana, la plataforma cultural digital europea. De este modo, se permitirá a los museos, galerías, bibliotecas y archivos de toda Europa compartir y reutilizar las imágenes digitalizadas del patrimonio cultural, como modelos 3D de lugares históricos y escaneos de alta calidad de pinturas.

El plan estratégico para la creación del ECEDPC indica que las instituciones del patrimonio cultural deben adherirse a las normas y marcos pertinentes, como los utilizados en Europeana para compartir contenidos digitales y metadatos —incluido el modelo de datos y el marco de publicación de la plataforma Europeana y el marco de rightsstatements.org— con el fin de garantizar la interoperabilidad a nivel europeo.

Los Estados miembros deben garantizar, a través de sus políticas, que los datos de los proyectos de digitalización de los proyectos de digitalización financiados con fondos públicos sean fáciles de encontrar, accesibles, interoperables y reutilizables (principios “FAIR”) a través de infraestructuras digitales (incluido el ECEDPC) para acelerar el intercambio de datos.

Conclusión

Estos son solo algunos de los ejemplos de cómo el uso de nuevas tecnologías puede ayudar a la protección, preservación e incluso recuperación del patrimonio cultural. Los conflictos y las crisis globales, como en las que seguimos enfrascados a día de hoy, hacen resaltar, entre otras cosas, la importancia de nuestro patrimonio cultural y el acceso a este. La Recomendación de la Comisión pone el foco en el futuro y el empleo de las nuevas tecnologías para un bien común y tiene mucho potencial. Los Estados miembros tienen ahora un plazo de 24 meses para informar a la Comisión de las medidas adoptadas, que serán supervisadas por un grupo de expertos de reciente creación.

Rebeca Ferrero Guillén
Abogada y amante de los gatos. Decidió especializarse en propiedad intelectual e industrial cuando estaba cursando su tercer año de carrera en París (Panthéon-Assas). Allí descubrió que su pasión por las bellas artes y la tecnología encontraba cobijo en el mundo rígido del Derecho. Tras cursar el Magister Lvcentinvs y experiencias en despachos, la EUIPO y la EPO, ahora está centrada en el doctorado investigando sobre modelos de innovación en el Max Planck Insitute for Innovation and Competition.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LO ÚLTIMO

Must read

- Advertisement -

Quizá también te gusteRELACIONADOS
Recomendados para ti