Multas, reflexiones, datos y webinars

Noticias de la PI Eventos Multas, reflexiones, datos y webinars
- Advertisment -

La semana en la que la primavera parece querer cederle el testigo al verano se asoma como los turistas con calcetín blanco y sandalias a las prontamente abarrotadas playas de la costa blanca. Y, como éstos, lo hace con el seseo anglosajón colorao.

Los paladares más exquisitos del derecho de autor podrán afinar su colmillo jurídico con la propuesta de los gatos para un tema recurrente en toda sobremesa: el alcance de la protección de textos legales. O lo que es lo mismo, la apropiabilidad en términos de explotación exclusiva de leyes, so pretexto de compendio, por un autor. Otra crema de orujo, por favor. Y lo más fuerte (quizá porque soy de Augusta), desde Georgia, aquí.

Desde los Estados Unidos de América nos llega también la reflexión de Dennis Crouch, otrora icónico delantero del Liverpool, y que hoy recala en las filas de Patentlyo. Sesuda propuesta la suya a caballo entre la prospectiva y la distintividad marcaria en función de aditivos técnico-terminológicos (¿tecminilógicos?) que hacen la diferencia en el imaginario colectivo, al menos durante un par de añitos más. O dicho en román paladino: ¿es “Booking.com” tan distinto de “booking” a secas? Ahí lo llevas.

Las comparaciones nunca son buenas, pero recurrentemente surge el debate de por qué tu primo nos hace sentirnos tan avergonzados de ti. Es por tu bien, cariño. Y, sobre todo, reflota el reproche: ¿por qué Europa no es capaz de crear gigantes tecnológicos como los estates y China? ¿Es por la dieta? ¿El número de repeticiones? Es por lo que apuntó John Detrixhe hace un par de años aquí, y que sigue tan vigente.

Saliendo de temas tan clásicos como atemporales, Ava Kofman, también desde Nextgov, nos predispone malamente contra el Hobin Rood del comercio, pues roba a los pequeños para dárselo a los clientes, quedándoselo todito él. Y es que la compañía de Bezos, como un nuevo Schindler, parece hacer fortuna en medio de la desgracia ajena y aún a su costa, merced a un algoritmo que levanta las cejas de más de un defensor de la Competencia. Toda la trama, si conseguís despistar a esos dos tipos que os siguen, aquí.

En línea con el paso que marca la actualidad, la señorita Mishra se atreve a echarle más picante al asunto de la protección de datos y el correcto balance entre privacidad y acceso/flujo de información en los tiempos que corren. Porque ni esto es una pensión, hijo mío, ni las puertas de Internet son lo que son, vamos a leer con atención y sin prejuicios su análisis sobre los pasos que se deben dar hacia una gobernanza mundial que asegure la circulación transfronteriza de datos libre y segura (aquí). A mi pasado totalitario se le pone la piel de gallina al oír las familiares notas de un discurso tan atrayente como imposible de entender si no se ha vivido.

Y hablando de privacidad y Nuevo Orden Mundial, ¿se acuerdan del escándalo de Cambridge Analytica? Para refrescar la memoria, os traemos este articulito (aquí) con los 5 billones (suponemos que en realidad sean miles de millones, pero valga el anglicismo) de dólares que los contables de Mark Zuckerberg tendrán que buscar por los sillones de sus oficinas para hacer frente a la multa que Facebook quiso pagar para evitar llegar a mayores por el trasunto de la ilegal y bien remunerada venta de datos a la consultora británica.

¿Y del popular chiste de que la digitalización de mi empresa la ha traído el COVID-19? ¿Se acuerdan de él? Pues Enrique Dans lo desarrolla apoyándose -terminológicamente hablando- en un ismo del que el mismo Darwin no sospecharía que harían tantas camisetas, y se aventura a analizar la fibra digital ante la dura prueba. Post en español aquí y barbita cana con posturita para Forbes aquí.

Y rematamos con lo que Octavio Espinosa comentó en Lvcentinvs hace unos días: la entrada en vigor del Tratado de Beijing de 24 junio 2012 sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales. Actores e interpretadores están de enhorabuena, ya se nota en la calle. Y lo que hayáis de saber al respecto, Octavio lo contó, y la OMPI se lo comió, se lo comió, se lo comió… aquí.

El postre lo dejamos como quien no quiere la cosa, sin saber si tendréis sitio, pues el webinar “Challenges of the Intellectual Property System in a post-crisis environment”, tendrá lugar hoy, a las 5 de la tarde (hora de Madrid). Por probar, no perdéis nada, así que aquí va el enlace de inscripción.

Y ahora, si me permiten, tenemos que retirar las mesas, que el salón se convierte en pista de baile para puretas y modernos, de ahí esto y esto que está sonando.

César Paul
César Paul
Como el niño no sabía escribir ni leer, hubo que comprarle unos Plastidecor y ponerle musiquita para que no molestara. La verdad: no nos arrepentimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LO ÚLTIMO

Must read

Derecho privado de Internet, software, Darfunica, CC , Protect IP Act

Seguimos actualizándonosDerecho privado de InternetYa sabeis que Aurelius no...

Dos últimas cosas por esta semana (y os dejo en paz)

Todavía falto de reflejos por la cenita de anoche...
- Advertisement -

Quizá también te gusteRELACIONADOS
Recomendados para ti