Sanción a Microsoft por la utilización del mp3

Noticias de la PI Sanción a Microsoft por la utilización del mp3
- Advertisment -

Me ha sorprendido la noticia que me ha pasado Sergio Rizzo (Garrigues) sobre la condena a Microsoft en Estados Unidos por infracción de la patente sobre la tecnología mp3. Tal y como explica la noticia de El Mundo y El Pais, las consecuencias de la misma pueden ser enormes puesto que son muchas las empresas que utilizan también esa tecnología (pensar en la cantidad de reproductores mp3 que existen actualmente en el mercado). En cualquier caso, yo me hago dos preguntas: se trata de una patente de software en EEUU, por lo que la distribución en Europa no puede resultar impedida, verdad?; si la explotación de la tecnología mp3 ha sido consentida durante tanto tiempo, la presentación de esta reclamación (y otras contra los grandes fabricantes de software y hardware de EEUU) ¿no constituye un abuso de derecho?
A mi me da que pensar.

No es lo único interesante que se publica en El Pais sobre propiedad intelectual. También esta un interesante artículo sobre la “Guerra de patentes” y un reportaje con el sugerente titulo Un mundo sin copyright.

Y por si os apetece leer un poco más. Aquí teneis una recopilación de artículos de Jeremy Rifkin relacionados con su libro La era del acceso, una excelente explicación de la expansión del capitalismo a el mundo de lo intangible. Un escritor estadounidense al que se puede entender algo!!!

Que vosotros lo disfruteis y, si no, aquí teneis una canción para empezar bien el fin de semana.
Y, por cierto, para los más valientes… la proxima semana Los Suaves en Nave 8.

Los expertos en propiedad intelectual no saben de cine
Efectivamente Gilberto, Siniestro Total predicaba que a Brian Ferry le olia el aliento.
A ver quien sabe esta: ¿cuantos oscars ha ganado Martin Scorsese?
Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadios
Aurelius

Blog Lucentinus

Aurelio López-Tarruella
Profesor Titular de Derecho internacional privado. Universidad de Alicante (España), Abogado Of Counsel de Baylos, Profesor del Doctorado Europeo EIPIN – Information Society (Horizon 2020 Marie Skłodowska Curie Action ITN-EJD 2016-2019) y de diferentes Masters y cursos en España y el extranjero. Consultor para OMPI, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo en proyectos de propiedad intelectual. Autor y editor de diferentes publicaciones.

1 COMENTARIO

  1. Muy bueno el blog, Sobre todo la reflexión sobre el fenómeno y los links a artí­culos de periódicos.

    Yo también tengo mi opinión al respecto.

    La existencia de guerras millonarias y, sobre todo, la atención de los media nos indican que la propiedad intelectual (en su acepción anglosajona) se ha convertido en el nuevo frente donde combaten las empresas para asegurarse el liderazgo en su respectivo ámbito. Nunca había notado tanta atención a lo que he estado dedicando prácticamente toda mi vida profesional. Es gratificante.

    Milquinientosmillonesdedolares!!

    Las batallas se libran sobre los bienes intelectuales de exclusivo disfrute (me gustaba definirlos así…una interpretación teleológica de la terminología empleada se hace necesaria). Son más divertidas que las batallas que ven involucrudas. la industria del tabaco y de las armas. ¿A quién le apetece fumarse un cigarrillo mientras lee en el periódico que alguien ha muerto de una muerte orrible porque en los Marlboro les echan sustancias cancerigenas para que te enganches más? (como Joice, sin puntuación). ¿Quien quiere destropearse el dí­a sabiendo que los fabricantes de armas les pasan las excedencias y los fuciles que no han pasado el test de seguridad a las pequeñas armerí­as de los pueblos americanos, donde ni siquiera te piden el DNI? Para luego intentar entender que chiquillos de 12 años se metan en una escuela y se carguen a medio instituto. “¡Es que escuchaban música satánica!” (no te jode?!). Desde entonces en mi casa hemos pasado al jazz!!

    En fin, a lo nuestro, ¡La propiedad intelectual es más divertida! Que si los Beatles contra el del Ipod. Que si Apple (el mismo del Ipod) contra Cisco, para el uso de la marca Iphone. Por cierto, hay un artículo buenisimo de un ex ministro español que amenaza “veladamente” Apple de demandarle porque sus clientes – el tio se ha pasado de ministro a abogado – tienen una marca Iphone que se usa para un servicio de localización en Cordoba…buenisimo!! (Esta noticia también la mandó el Rizzo…es que es muy bueno de investigador para estas cosas, ahora que lo pienso).

    Son casos atractivos para el grande público. Los identificamos, los vemos, sabemos que es el MP3, conocemos el Ipod (es una marca¿?), lo usamos. Las marcas las llevamos encima todos los días. Estas batallas afectan nuestra vida cotidiana de “consumidos consumidores”.

    La propiedad intelectual también es atractiva porque con el tiempo ha asumido tintes polí­ticos. Tenemos a los liberales de la peña anti-patentabilidad del software. Tenemos a los rojos de Linux, unos virtuosos (en todos los sentidos) del código binario que se enfrentan a Microsoft con un software de código abierto y que compite directamente con el Windows. Mi informático, que se llama Sergio, me ha asegurado que LINUX está mucho mejor del Windows y no entiende porque el Gates no pilla a los programadores y le paga una pasta. Está convencido que si el Gates lo intentara, estos se van a trabajar con Microsoft…en fin una esplicación sintética de la causa del grande fracaso de la izquierda (no haber pensado en la naturaleza humana antes de formular los principios). Total, que el Gates, en lugar de comprarse los programadores los demanda. Es cierto que también le interesan las consecuencias futuras por tener que pagar a todo aquél que le desafía. Una sentencia es para siempre, algo de miedo impone vamos.

    El hecho que la propiedad intelectual haya llegado a considerarse el activo más preciado de una empresa no puede que ponerme contento: soy abogado, y vivo de ella. Cuanta más demanda, más pasta. Pero hay debates sobre el tema que también me preocupan. Esta clase de temas no suelen llegar tan a menudo a los periódicos. Se me ocurren aquellos sobre patentes farmacéuticas.

    Como premisa, y razonando objetivamente, el sistema de patentes es el único, de momento, que asegura el progreso, rápido y sostenido que estamos teniendo. La gente invierte en investigación porque sabe que su inversión le aportará en el futuro un beneficio económico mucho mayor, generado por una ventaja competitiva en un plazo de tiempo más o menos definido. Para algunos, esta es incluso la única forma de sobrevivir en el mercado. A cambio de ello, el sistema se beneficia de los nuevos hallazgos: los medicamentos están entre ellos. Se curan más y mejor las enfermedades porque alguién ha sido atraido por la posibilidad de ser el sólo que pueda vender los medicamentos y invertido en ello, ni más ni menos. Y todos contentos…casi.

    Cuando se pretende impedir a los Estados (consiguiéndolo) que autoricen la comercialización de genéricos de fármacos protegidos o, sencillamente, producir ellos mismos estos medicamentos para situaciones de grave crisis (no creo sean necesarios muchos ejemplos) hay muchos que se cabrean, a veces con razón.

    Gracias por tus reflexiones Aurelius, nos haces pensar en lo que hacemos y sobre todo para (o por) quien lo hacemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LO ÚLTIMO

Must read

- Advertisement -

Quizá también te gusteRELACIONADOS
Recomendados para ti