Sobre Lv.

— Equipo

Director
Aurelio López-Tarruella
Colaborador
Gilberto Macías
Editor in chief
César Paul
Colaborador
Vicente Zafrilla Díaz-Marta
Colaborador
DJ Sebitas

El 5º enemigo
Rodrigo Ramírez

escudo lv

Historia de la banda

— Ascenso, caída y resurrección

Una calurosa mañana del mes de julio de 2006, Aurelio (avatar de Aurelius en el mundo analógico), abrió el correo electrónico y recibió dos noticias que le tocaron la fibra. La primera fue la adopción por el TJUE de las sentencias “GAT” y “Roche Nederlanden”. La segunda, la publicación en el BOE la Ley 23/2006 de modificación de la LPI. Ansioso por expresar su opinión sobre ambos acontecimientos, Aurelio decidió abrir su cuenta en Blogger e iniciar la aventura de LVCENTINVS. Poco después, Fabrizio Miazzetto, por aquel entonces presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos del Magister Lvcentinvs, propuso que el blog fuera “adoptado” por la asociación, oferta que Aurelio (ya convertido en Aurelius) no pudo rechazar.

A partir de ese momento, ni la comunidad lvcentina ni LVCENTINVS ha dejado de crecer pues, recordémoslo, el blog se nutre de las aportaciones de su audiencia (¿os es que pensáis que Aurelius tiene tiempo para redactar todas esas interesantísimas entradas y, además, elegir los preciosos temas musicales que las amenizan?). Sin vosotros no hubiera sido posible obtener información actualizada sobre asuntos tan dispares como los interminables trabajos sobre la patente unitaria, las venturas y desventuras de Google en los tribunales de medio mundo, las mil y una conferencias sobre propiedad intelectual organizadas por la AAAML, UAIPIT o el propio LVCENTINVS, o la jurisprudencia tanto nacional como del Tribunal de Justicia.

Pero todo proyecto debe modernizarse. De lo contrario se cae en la monotonía y se pierde nuestro principal objetivo: compartir información sobre propiedad intelectual. El momento para LVCENTINVS llegó en septiembre 2012 en la ceremonia de apertura de la XIX Edición del Magister Lvcentinvs. No era la primera vez que el diseño del blog recibía críticas (aún resuenan en mis oídos las palabras de alguna exalumna italiana comparando una de las plantillas del blog a un cementerio), pero César Paul las hizo con tal presión que Aurelius se ablandó y aceptó el ofrecimiento a migrar de Blogger a WordPress (siempre estaré agradecido a mi querido Google, pero necesitamos algo más).

Y para esta nueva etapa, además de la colaboración de César, LVCENTINVS se abre a tres colaboradores permanentes (sin perjuicio de la inestimable ayuda de nuestros corresponsales de guerra en las trincheras abiertas en el mundo de la propiedad intelectual). El primero es Gilberto Macías, el cual ha llevado a cabo una inestimable labor a lo largo de los últimos años aportando sus periódicos resúmenes de la jurisprudencia del TJUE y colaborando con IP Tango. De aquí en adelante Gilberto también cubrirá otros frentes, si bien Aurelius llevará cuidado de censurar previamente sus recomendaciones musicales. El segundo es Rodrigo Ramirez, exvecino de despacho de Aurelius en tercer piso del edificio de la Facultad de Derecho de Alicante y flamante doctor en Derecho por esa misma Universidad. En algún momento, las entradas de LVCENTINVS tenían como fuente los e-mails de Rodrigo. Además, si seguís IP Tango, podréis saber que Rodrigo pasa más tiempo en la blogosfera que en el mundo de los vivos. Y para colmo, tiene gustos musicales muy refinados. Una persona así no podía desaprovecharse, por lo que Aurelius le hizo una oferta que no pudo rechazar para incorporarse al equipo.

El equipo se cierra con Vicente Zafrilla, quien tras aporrear insistentemente las puertas del infierno, fue admitido al club hace ahora un año. Vicente trabaja en el Latin American IPR SME Helpdesk en la Universidad de Alicante y aporta, junto con César, ese ímpetu juvenil que ya le empieza a faltar al resto.

Todos estos cambios tienen una finalidad: que todo siga igual.

Seguiremos compartiendo información con todos vosotros hasta que nos queden fuerzas para difundir la protección de la propiedad intelectual y fomentar su debate. Esperamos contra con vuestra ayuda para tan magna causa.

En fin, como dicen los más viejos del lugar: “The Party Starts Now