Con la ceniza aún marcada sobre las cejas, levantamos una al ver lo que nos han deparado estas semanas tan tranquilas como tensas a la espera de la que se avecina, que es mejor expresión que serie, pese a lo que os digan los e-books de historia, niños de 2030.

Comenzando por el final, como le gusta arruinar a Rian “con  `i´ latina” Jonhson, parece que Telefónica ha reforzado su defensa de cara al Clásico y para las próximas 3 temporadas (2019-2022) con una sentencia más prometedora que Vinicius Jr. La decisión de 11 de febrero, del juzgado de lo Mercantil de Madrid, de cuyo nombre no quiero acordarme, ha establecido un precedente muy cinematografiable según el cual se permite por la vía del zapatillazo tumbar webs piratas (léase Rojadirecta y sus primos). La novedad, además del plazo (en 72 horas desde la sentencia estarían fuera de circulación), radica en el destinatario y actor principalmente secundario: las operadoras de telecomunicaciones y proveedores de acceso a internet. Como en el nazismo postrero, las excusas para quedarse al margen empiezan a ser un recuerdo amargo para la conciencia inoperante del que no lo quiso ver venir. Éstos serán ahora los que deban asumir un papel más que activo, que, como tercera primicia, implica una extensión de sus batidas a las nuevas webs identificadas y listadas de manera semanal por el Tele-Reich. La noticia, y mi cuestionado compromiso con la justicia de Nottingham y la PI, pueden ampliarse aquí.

¿Te acuerdas del blockchain? Yo tampoco. En cambio, no me quito de la cabeza los datos personales (siempre con el consentimiento mediante) y la inteligencia artificial.

A ello contribuye que la Comisión Europea, entre vapores y humos, parece haber pergeñado que la Revolusión tiene que capilarizarse hacia aquéllos, con una estrategia europea de datos como un coche alemán de bueno, fiable, ecológico, justo, diverso, gluten-free, sin azúcares añadidos, gay-friendly, feminista, líquido, sinodal, moderno y empoderado; y un Libro Blanco hecho en Harvard y ensamblado en su provincia proletaria más cercana. Todo lo dicho por las euro-celebrities en el photocall blanco y azul, y la inyección de confianza en el proyecto común de los viernes, aquí.

Por su parte, el Gobierno español, en la figura de su secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA para las amigas), ha ampliado las bondades del mejor amigo del Hombre y sumado dos títulos a su abultado currículum: contrapeso de poder y mecanismo igualitario. La entrevista está tan trufada de hashtags como de puntos de apoyo para la sobremesa más patria, y motivos para el descanso de los afines al Régimen y reafirmación de los detractores. Toda la entrevista de la reconocida experta de la recién nacenda disciplina, aquí.

Los más reacios contemplarán el fenómeno con la sensación de que bajo el cascarón suena demasiado a dineros, y no precisamente del progreso que traerá consigo, por lo que, si están pensando en unirse a la mesa y ver qué parte del pastel pueden llevarse antes de que Nicky Santoro precipite una regulación que haga de la Premier League la liga más aburrida, deberán formarse en las mejores casas, y nuestro querido Manolo Desantes tiene siempre las puertas de la suya abiertas, como abierta y disponible está la última de sus conferencias sobre Derecho, inteligencia artificial y propiedad intelectual (aquí), por cortesía de la Fundación Ramón Areces.

Lo mismo puede decirse del II Congreso Internacional sobre Inteligencia Artificial y Propiedad Intelectual, que, estando como está a la vuelta de la esquina (12 y 13 de marzo), urge a apurar las plazas que aún queden en la reventa (aquí) y a ponerse al día del que será el nuevo chino para las academias de idiomas.

Y ya que me sacas el tema del que no quería hablar por razones nada políticas, y que tiene a The Wire en el banquillo, te cuento que los mentideros posicionan a la Sr. Binying como favorita para suceder a Mr. Gurry. La chicha está en que parece que ni la OMPI parece librarse de la disputa USA-China, y el proceso de elección a director supremo se ha erigido como nuevo escenario del Tekken 3 (los posteriores no supieron mantener la esencia), merced a las acusaciones de injerencia y racismo que sobrevolarán hasta que todo acabe a mediados del mes que entra. Versiones anticapitalistas aquí y aquí.

Es normal que la cosa hubiera pasado desapercibida para la mayoría, porque ésta se encuentra agolpada a la entrada de la entrevista que le hicimos a Ivo Gagliuffi (disponible aquí), candidato que, con su pelazo y su acento peruano, no está en peor disposición para ocupar el tan ansiado sillón, del que esperamos sea uno de nuestros próximos entrevistados. Le toca a usted ahora, Don Francis (guiño, guiño).

Tiempos de tribulación estos de la cuaresma que nos ha tocado vivir… Pero para que el ánimo y las ánimas no decaigan, no dejen de encomendarse a la oración y la penitencia, y no olviden que el que canta, ora dos veces, y el que baila, purga en la misma proporción, con esto y esto, y que el Demonio anda suelto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.