La semana pasada, publicábamos en este blog un post en el que advertíamos de la oportunidad histórica que se ofrece para que un latinoaméricano ocupe el puesto de Director general de la OMPI. Por la información que manejamos en Lvcentinvs, de los seis candidatos que sobreviven, todavía están Ivo Gagliuffi (candidato por Perú) y Marco Matías (candidato por Colombia).

A continuación, reproducimos la entrevista que hemos tenido oportunidad de realizar en Lvcentinvs a Ivo Gagliuffi, donde el candidato peruano nos explica su programa y su visión de la propiedad intelectual en el contexto internacional actual. Queremos expresar nuestro agradecimiento a su equipo de campaña por su predisposición a la realización de la entrevista. Desde el blog también hemos ofrecido la oportunidad de realizar una entrevista a Marco Matías, estando todavía a la espera de su realización.

Ivo Gagliuffi Piercechi es Abogado por la Universidad de Lima (1998), y cuenta con más de 20 años de experiencia profesional, tanto en el sector privado como en el sector público, siendo especialista en Propiedad Intelectual pero también en Competencia, Protección al Consumidor, Publicidad Comercial, Dumping y Subsidios, y Derecho Administrativo.

Ha ejercido profesionalmente en prestigiosos estudios de abogados peruanos y actualmente es el Presidente del Consejo Directivo del INDECOPI, la Agencia de Propiedad Intelectual, Competencia y Protección al Consumidor del Perú.

¿Cuáles son las razones que le han llevado a presentar su candidatura?

Mi propósito principal es servir al mundo para el óptimo desarrollo de la propiedad intelectual en beneficio de todos los ciudadanos y; en dicho marco, considero que hay dos aspectos fundamentales que caracterizan mi candidatura.

En primer lugar, la experiencia en propiedad intelectual, protección al consumidor y competencia me brinda una visión 360° para abordar de una manera integral y comprehensiva a la Propiedad Intelectual, generando sinergias con dichas materias.

En segundo lugar, el ser el único candidato que es Presidente de una Agencia de Propiedad Intelectual de un país en vías de desarrollo – el Perú – que cuenta con más de 1700 trabajadores y con 26 oficinas en todo el país; me brinda la experiencia diaria de enfrentar y resolver distintas problemáticas en temas presupuestarios, administrativos, recursos humanos, regulatorios, entre otros, así como responder cuestiones políticas o mediáticas relacionadas con casos sensibles de interés público.

Por lo tanto, mi experiencia profesional me ha permitido desarrollar conocimientos especializados y habilidades de gestión pública y administrativa, que no solo son esenciales sino necesarios para postular al cargo de Director General de una organización como la OMPI.

¿Cuáles son las líneas maestras de su candidatura?

Mi candidatura se encuentra sustentada en cuatro pilares que conforman mi plan de trabajo: DigitalizaciónUniversalización de la Propiedad IntelectualAntipiratería y Equidad de Género.

Respecto al primer pilar, Digitalización, el objetivo es lograr profundizar la agenda digital de la OMPI mediante el uso de la tecnología en los servicios que presta (en especial, a través del uso de la inteligencia artificial [IA] y blockchain) y la promoción del debate y la activa participación de los Estados miembros en esta y otras materias.

En cuanto al segundo pilar, Universalización de la Propiedad Intelectual, el objetivo es acercar la propiedad intelectual a las PYMES y personas naturales para que perciban mejor su importancia y ventajas, creando una “Cultura Mundial de la Propiedad Intelectual”, a través de acciones preventivas como programas educativos para niños y adolescentes, así como acciones persuasivas que generen incentivos a los agentes económicos para respetar los derechos de propiedad intelectual de terceros. En esa misma línea, creo necesario fomentar el uso del sistema de propiedad intelectual en sectores socioeconómicos relevantes, mediante herramientas que promuevan la asociatividad y otorguen valor agregado a las actividades económicas; así como promover la innovación en las PYMES como un actor que puede aportar y dinamizar el sistema de patentes internacional (PCT).

Respecto al tercer pilar, Antipiratería, el objetivo es fomentar el desarrollo de políticas y estrategias internacionales destinadas a capacitar y/o apoyar a los Estados Miembros en combatir tanto la piratería física como la piratería digital, incorporando a otras entidades como las Aduanas, Policías Nacionales y Fiscalías.

Finalmente, en relación con el cuarto pilar, Equidad de Género, éste se encuentra plenamente alineado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible N° 5 (ODS 5), siendo su objetivo principal posicionar a la OMPI como una organización que promueve la equidad de oportunidades de todas las personas a la interna y también, mediante las herramientas de propiedad intelectual, a la externa.

¿Cómo cree que afecta al sistema de propiedad intelectual los siguientes elementos del contexto internacional actual?

1. El freno al multilateralismo y el auge del proteccionismo comercial

La crisis del multilateralismo, unido al auge del proteccionismo comercial como parte de las políticas soberanas adoptadas por algunos de los Estados Miembros, ha contribuido al estancamiento del desarrollo de la agenda normativa de la OMPI, que, de por sí, ya constituye un procedimiento complejo, en tanto implica alcanzar un balance entre las distintas realidades e intereses de los Estados Miembros.

Uno de los objetivos de mi gestión será generar y facilitar espacios para que los Estados Miembros puedan seguir discutiendo sobre los distintos puntos de interés que se evalúan en los Comités que conforman a la OMPI, de modo que éstos puedan alcanzar los consensos multilaterales necesarios para impulsar el marco normativo internacional en PI. Para tal fin, propondré una participación más activa de los Estados Miembros, a través del desarrollo de nuevos cuestionarios e informes técnicos que les permitan reforzar o actualizar sus posiciones. Asimismo, con el soporte de herramientas tecnológicas, podría someterse a consideración que algunas sesiones se realicen virtualmente.

2. La llegada de la 4ª Revolución industrial

En efecto, la tecnología ofrece tantas ventajas que es nuestra responsabilidad saber aprovecharla en beneficio de todos, en especial, para lograr que los servicios sean más expeditivos y efectivos, así como para reducir los costos administrativos.

Dentro de mi mandato, uno de mis objetivos será que la Organización se caracterice por tomar decisiones de forma oportuna, apoyándose en las nuevas tecnologías que estén a su alcance en el marco de la sostenibilidad y la responsabilidad social y ambiental.

3. El cambio climático

La OMPI no puede ser ajena a los efectos del cambio climático, siendo su deber el encauzar la propiedad intelectual en beneficio de la población y el medio ambiente. En ese sentido, un reto importante consistirá en que la OMPI se enfoque no solo en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) N° 9 sobre Innovación, sino también que, justamente, a partir del concepto de innovación e impulso en el desarrollo de tecnologías patentables, se enfoque en promover que dichas tecnologías sean amigables con el medio ambiente, pues ello además permitirá que la OMPI contribuya transversalmente con la consecución de los ODS 6 (Agua limpia y saneamiento), 7 (Energía asequible y no contaminante), 11 (Ciudades y comunidades sostenibles), 12 (Producción y consumo responsables), 13 (Acción por el clima), 14 (Vida submarina), o 15 (Vida de ecosistemas terrestres).

Teniendo en cuenta lo anterior, mi propuesta de trabajo ha priorizado a las “invenciones verdes”, mediante el diseño de acciones o estrategias concretas destinadas a promover la creatividad e innovación de ciudadanos, niños y niñas, para la creación de tecnología e invenciones verdes.

En el Perú, bajo mi gestión, ya hemos venido impulsando este tipo de iniciativas; a través del “Premio Patente Verde” otorgado en el 2019 a un “Dispositivo Generador de energía eléctrica a partir de especies bacterianas, plantas y placas solares con sistema de enfriamiento” cuyo inventor es Hernán Asto, un joven proveniente de una de las regiones con mayor pobreza en el Perú y, el concurso “Inventores del Futuro” dirigido a niños y niñas en edad escolar.

En ese sentido, estoy convencido que estas iniciativas deben replicarse y promoverse para proteger el medio ambiente y procurar una adecuada y eficiente asignación de escasos recursos en beneficio de las colectividades.

4. Los intereses de aquellos países cuyas economías se siguen basando en productos y servicios tradicionales.

La OMPI tiene la capacidad técnica y la experiencia necesaria para impulsar la capacidad científica, tecnológica y de innovación de los países en desarrollo, a fin de lograr una transición de la estructura económica actual de las economías en desarrollo a una de generación de productos con mayor valor agregado y mejores ventajas competitivas.

En ese sentido, constituye misión de la OMPI el facilitar la innovación y la creatividad, entendidas como el motor del progreso económico y social de los Estados Miembros.

Teniendo en consideración dicha misión de la OMPI, y el rol que debe cumplir para contribuir con el ODS 9 (“Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación”), uno de los pilares que sustentan mi candidatura está referido a la universalización de la PI, que busca fomentar el uso del sistema de PI en todos los Estados Miembros en sectores socioeconómicos relevantes, principalmente mediante elementos de propiedad intelectual que promueven la asociatividad y otorgan mayor valor agregado a las actividades económicas, tales como las marcas colectivas; así como promover la innovación en las PYMES como un actor que puede maximizar los beneficios del sistema de patentes internacional (PCT) y dinamizarlo.

Este enfoque ya lo hemos venido implementando en la práctica en el Perú a través de una serie de iniciativas entre las cuales destaca el Programa “Marca Colectivas”, que tuvo por objeto identificar a colectividades de productores para capacitarlos sobre los beneficios de las marcas colectivas como herramientas de competitividad y desarrollo económico y, adoptar medidas de simplificación del procedimiento de registro de marcas colectivas. La implementación de este programa ha promovido que la PI sea realmente útil en la vida diaria de las personas.

5. ¿Existe algún otro reto a tener en cuenta?

El capital humano constituye el activo intangible de mayor importancia en cualquier organización, en la medida que son ellos los que viabilizan y hacen posible la consecución de los fines y metas trazados por cada organización e institución. Por ello, garantizar las mejores condiciones y asegurar un clima laboral óptimo, constituye una prioridad.

Con base en mi experiencia liderando una institución pública conformada por más de 1700 colaboradores y 26 oficinas en todo el Perú, en la que se viene implementando una Política de Equidad de Género con acciones concretas, puedo afirmar con convicción que es indispensable garantizar igualdad de oportunidades entre todas las personas para así asegurar mejores resultados en la consecución de los objetivos institucionales trazados.

Por lo tanto, una de las metas principales ante un eventual mandato será el posicionar a la OMPI como una organización que promueve la equidad de oportunidades, tanto en el acceso a la organización, como durante su desarrollo profesional. En ese sentido, impulsaré una cultura de diversidad y equidad entre los colaboradores, para también irradiarla hacia la ciudadanía y los distintos partners y stakeholders de la organización, mediante el sistema de propiedad intelectual.

¿Qué papel debe adoptar la OMPI para hacer frente a estos retos?¿Considera necesario la adopción de nuevos tratados internacionales en materias particulares?

El desarrollo del marco jurídico internacional en materia de PI le corresponde a la Asamblea de la OMPI. Sin embargo, soy consciente de la necesidad de lograr consensos, con miras a continuar fortaleciendo e impulsando un sistema multilateral sólido de propiedad intelectual, por lo que en un eventual mandato, uno de los objetivos será continuar facilitando los espacios necesarios para que los Estados Miembros puedan seguir discutiendo sobre los distintos puntos de interés que se evalúan en los Comités que conforman a la OMPI (organismos de radiodifusión, excepciones y limitaciones al derecho de autor, recursos genéticos y conocimientos tradicionales, entre otros), así como sobre temas sui generis.

¿Resulta necesario impulsar mecanismos alternativos para hacer frente a estos retos? ¿Cuáles?

La OMPI debe ser vista como un socio estratégico al que se puede recurrir para acceder a herramientas de carácter global que permitan acelerar la inclusión de la propiedad intelectual en la agenda de desarrollo local, así como para transformar la propiedad intelectual en una herramienta que contribuya a la disminución de las brechas e inequidades al interior de un país e incluso entre los países.

Por ello, es necesario que desde la OMPI se pueda impulsar activamente el intercambio de conocimientos a nivel regional e internacional, pero sobre todo que se desarrollen programas de cooperación concretos que incentiven la implementación o réplica de iniciativas, buenas prácticas, adaptación de proyectos, entre otros. En esa línea, una de las propuestas es la creación de un Catálogo Virtual de Buenas Prácticas en Propiedad Intelectual administrado por la OMPI, para fomentar intercambios positivos y mejoras en políticas y productos.

¿Cuáles son las novedades de su programa en relación con la actual estructura de la organización?

Uno de los cuatro pilares fundamentales, es el de Antipiratería, cuyo objetivo es desplegar esfuerzos para abordar esta problemática de una manera frontal e integral. En un eventual mandato, continuaré fortaleciendo las capacidades para la lucha contra la falsificación y la piratería. Asimismo, fomentaré la sensibilización pública en esta materia, la asistencia técnica y el desarrollo de políticas y estrategias destinadas a apoyar a los Estados Miembros en esta tarea.

La OMPI debe canalizar los esfuerzos de los Estados Miembros y proporcionar asistencia a las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley, sobre cuáles son las nuevas herramientas tecnológicas disponibles que permiten detectar rápidamente las falsificaciones e identificar a los infractores, así como ayudar a las empresas legítimas a proteger sus activos empresariales y ofrecer a los consumidores las herramientas necesarias para tomar decisiones fundamentadas.

Por ello, propondré el fortalecimiento del Comité Asesor sobre Observancia (ACE), que abordará la naturaleza cambiante de las infracciones de propiedad intelectual en el espacio físico y digital.

¿Hasta qué punto considera que la organización se puede beneficiar de los avances que aporta la inteligencia artificial para la gestión de la propiedad intelectual?

La IA interactúa con la PI de diversas formas, estando uno de sus principales aportes relacionado con la simplificación de los exámenes de registrabilidad y patentabilidad. En efecto, la IA contribuye a mejorar el sistema de búsquedas figurativas y fonéticas para el caso de los procedimientos de registro de marcas, así también como a simplificar la evaluación en los procedimientos de solicitudes de patentes.

Por ello, resultan muy beneficiosos los esfuerzos que la OMPI ha venido desarrollando en este aspecto. Recientemente, la OMPI ha iniciado un proceso público de consulta sobre la inteligencia artificial y las políticas de propiedad intelectual, en donde se invita a presentar sugerencias con el objeto de preparar un documento temático que revise aspectos relacionados con patentes, derecho de autor, datos, dibujos y modelos, brecha tecnológica y fortalecimiento de capacidades y rendición de cuentas acerca de las decisiones administrativas sobre la PI.

Estos esfuerzos deben continuarse y reforzarse. La evolución tecnológica es una realidad de la que la OMPI no puede ser ajena y debe estar en constante coordinación con los Estados miembros y sus organismos, los agentes comerciales, las instituciones de investigación, las universidades, las organizaciones profesionales y los particulares. En un eventual mandato, será prioritario concientizar a los Estados Miembros sobre las ventajas de las nuevas tecnologías e incentivar diálogos constructivos que busquen maximizar sus beneficios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.