Mi madre, que es muy sabia, dice que para sacarle todo el jugo hay que meter las naranjas en el microondas. Desde mi ignorancia de siervo inútil no me atrevería a cuestionar el misterio, pero parece que alguien ahí arriba se ha olvidado esta semana la PI en la nevera. Esperando que sea compensatoriamente sabroso os resumimos lo poco que hemos podido sacar.

Que no paren las rotativas

Hablamos de ese fenómeno que huele a éxito, aunque no sepamos exactamente cómo lo hace por más que lo analicemos, y que cuenta con tantos detractores como groupies (y no se trata de Tom Brady): el blockchain.

Es la Organización Mundial del Comercio (WTO en inglés) la que ha arrojado más madera a la literatura con un estudio sobre el potencial impacto en el comercio internacional de este fenómeno (Can blockchain revolutionize international trade?).

Ante el tono del estudio los haters opondrán con razón el mimo con que se espera la explosión de un talento más por desarrollar que por disfrutar. Emulando al reinventado Nadal, y en aras de animar el debate, restamos con las cinco aplicaciones del blockchain más allá del bitcoin y las criptomonedas.

Por otra parte, los aspirantes al trono de la PI pueden empezar a pavimentar su camino al éxito con la oportunidad que les brinda el ECTA award. La edición de 2019, ya ha prendido la mecha con la convocatoria de publicaciones, que pueden presentarse conforme a las bases disponibles aquí. El 1 de marzo vence el plazo para presentar los papers (léase ensayos o artículos). Estudiantes y profesionales -que siempre hubo clases- tienen en el reconocimiento del sector su máximo aliciente, pero el dinerito (hasta 2.000 o 3.000 € de premio) y el viaje a la ECTA Annual Conference (con gastos pagados) tienen su puntito.

En defensa de la PI

Esta semana nos encontramos con dos iniciativas de signo contrapuesto con Barcelona como foco.

Desde el norte de la vega baja, ha sido el ICALI el que ha presentado una propuesta que complementa el Protocolo de Colaboración entre el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona y los Juzgados del Tribunal de Marcas de la Unión Europea (TMUE) de Alicante para la toma de medidas urgentes que se tengan que llevar a cabo durante la celebración del Mobile World Congress (25 a 28 de febrero): la creación de una bolsa de abogados de guardia de propiedad industrial e intelectual. Se trata de un servicio de apoyo a las empresas participantes en el evento, y que pretende aminorar el impacto de las infracciones de PI, que se elevaron un 40% respecto del año anterior, según cifras oficiales (ver más aquí).

El arcángel san Gabriel blandirá su espada en la ciudad condal sin dudar ante la sentencia de la 6ª sección de la Audiencia Provincial de Barcelona, en la que se imponía una justicia tardo-salomónica en virtud de la cual cinco manteros, cinco, eran finalmente condenados a pagar una multa no superior a 240 lereles (evitando los 5 años de cárcel solicitados por la Fiscalía) so pretexto de que los ricos también lloran, pero muchas veces sin razón. O, lo que es lo mismo, porque este tipo de actividad no afecta a las marcas de lujo al no estar directamente relacionada con el producto, el comprador o el establecimiento donde se ofrecen estos productos (estremecedor testimonio aquí y respuesta aquí).

El resto de secciones habrán constatado con tanta o más sorpresa (véanse las sentencias  de la Sección 8ª, de 27 de septiembre de 2012 ; o Sección 2ª de seis de noviembre de 2012 y 24 de marzo de 2015), que el humo del riesgo de confusión se ha infiltrado en la sala contigua desvirtuando su contenido a mayor gloria del populismo.

Aunque apelaremos, debo reconocer que el representante del Sindicato de Vendedores Ambulantes (foto de archivo aquí) cuenta con mi admiración.

Agárrame esos fantasmas

Que la legislación va a la zaga de la realidad es un principio fundamental del Derecho tan asentado como el chándal los domingos. El penúltimo ejemplo nos lo están sirviendo (y de qué manera) la flor y nata institucional europea, aunque con no poco riesgo de que la primera atropellase a la segunda.

Fatalismos desinformados aparte en forma de lobby (Youtube, tú antes molabas), la cuestión de la forma que acabará tomando la nueva Directiva Europea de Copyright (propuesta disponible aquí) está levantando mucho revuelo (atrás, Julia Reda, atrás), y esta semana, que se antojaba como un hito para su configuración final, ha protagonizado un desmayo de lo más inoportuno, al verse aplazada a petición del Consejo Europeo, precisamente, por ello.

El motivo: la falta de consenso respecto de los famosos artículos 11 y 13, relativos a la tasa para las plataformas digitales que enlacen contenidos periodísticos y la responsabilidad de las plataformas de las violaciones de copyright de sus usuarios (léase, memes, entre otros), respectivamente.

Esta paradinha ha roto alguna que otra cadera, pero ha dejado las posiciones prácticamente intactas, dado que no se sabe cómo evolucionará el asunto en los meses que rodean la gran cita electoral europea.

Habrá que estar a la espera y, huyendo de dejes modernistas (en el sentido maritainiano), esquivar el exceso de autoridad de los nuevos expertos (recordad que hubo un tiempo en que el copyright fue a la PI lo que el coach es a la psicología) y acudir a fuentes límpidas (como esta).

Rock around the blogs

Pocas cosas me reconfortan tanto como un colchón visco-elástico de los buenos y ver cómo los niños llegan (ya queda poco, güey) y se hacen mayores. En esta ocasión es Robert el que toma la alternativa en la blogosfera de la mano del Latin America IPR SME Helpdesk con un adelanto del uso del CPC por parte del INPI Argentina (aquí).

Y como en la selección musical, al contrario que en los idiomas, en lo poco se evidencia el nivel, os dejamos esto por aquí y la sensación de que puede que merezca la pena seguir intentándolo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.