Fieles y puntuales a nuestra cita con la información os traemos las novedades que la semana nos ha deparado en materia de derecho de las nuevas tecnologías, PI, data y afines, para que os actualicéis mientras hacéis cola para pagar las compras de Black Friday –sí, hay quien todavía prefiere la compra física–.

Un Cambridge Analítica a la española

Este mismo miércoles, nos desayunábamos con la noticia de que, de conformidad con el proyecto de Ley de Protección de Datos y Garantías de Derechos Digitales, los partidos políticos quedan fuera de la obligación de recabar el consentimiento con el objetivo de realizar perfiles ideológicos de los votantes aquí. La noticia, que ha causado un gran revuelo, fue desmentida a medias por la AEPD, que acudió a una interpretación un tanto rocambolesca de la enmienda (aquí). No obstante, como bien han indicado los sabios de la twitesfera, “(…) una cosa es que lo puedan hacer sin consentimiento y otra que no apliquen el resto de medidas del RGPD” como opinaba @javierprenafeta y a mayor abundancia “Una norma tan obviamente inconstitucional que no debería librar al que la aplique de la condena penal por el delito contra la intimidad” según @DerechoEspana.

Machine learning y AI a examen (en la EPO)

Y es que nuestra segunda institución europea de PI favorita ha actualizado sus Directrices en materia de patentabilidad (aquí), para aclarar los criterios que podrían hacer que tecnologías basadas en Inteligencia Artificial y machine learning puedan ser consideradas invenciones. El quid de la cuestión está, obviamente, en que la misma tenga carácter técnico. Esperamos que pronto, muy pronto, estas Directrices se vean enriquecidas por casos reales decididos por las salas de recursos de la EPO.

El coche autónomo: rising star en número de solicitudes

También la EPO ha publicado un estudio (aquí) en el que se comprueba, una vez más, que la tecnología del coche autónomo ha venido para quedarse, con un espectacular crecimiento de un 330% entre 2011 y 2017. Otro de los datos sorprendentes (o no tanto) es que el podio de solicitudes para ese periodo lo ocupan tres empresas del sector ICT (Samsung, Intel y Qualcomm) y que hay que llegar al puesto 6 para encontrar al primer fabricante de coches Toyota). Google, por su lado, ocupa una discreta decimotercera plaza, y Tesla no aparece entre los 25 mayores solicitantes.

Pero también hay noticias a este respecto más cercanas a nosotros, ya que Andrés Torrubia, profesor del Magister Lvcentinvs (ML), ha ganado la semana pasada el concurso de conducción autonómica e inteligencia artificial organizado por Alibaba en China. La noticia esta aquí, y es muy recomendable seguirlo en Twitter (@antor) si estáis interesados en machine learning, Inteligencia Artificial o emprendimiento, entre otros.

Convenio 108+ de protección de datos

El pasado 10 de octubre, se abrió para su firma Convenio 108+ de protección de datos, que tiene como objetivo actualizar y clarificar el ámbito del ya obsoleto Convenio 108. Raúl Perez Terol, alumni del ML, nos lo cuenta en coautoría en el blog de Cuatrecasas aquí.

Violación contractual o infracción de derechos de PI

La Court d´Appel de Paris ha planteado una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia en la que se pregunta si un incumplimiento de contrato de licencia ha de reputarse infracción en el sentido de la Directiva 2004/48/CE relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual o bien un mero incumplimiento contractual. Como la remisión todavía no está disponible en la página del TJUE, podéis ir abriendo boca con este post de Droit & Technologies (en francés).

Y con el pistoletazo de salida del consumismo desaforado de este viernes negro, aprovechamos para informaros que cada vez que hacéis clic aquí, la señorita Carey hace caja hasta alcanzar la cantidad que promedia los 2,5 millones de dólares al año aquí. Nada mal para haberse compuesto en tan solo 15 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.