Llegó el día. Pasó la hora. ¿James Logan y Steve Rogers han coincidido en el desembarco? No. Algo más gordo: el RGPD ya está aquí (y la guía para entenderlo, aquí), y el spam, como bien habréis notado, ha desaparecido. Por eso, y dado que ahora la bandeja de entrada ha dejado paso a lo que verdaderamente importa, os lo presentamos en forma de noticias lo que con menos impacto ha transcurrido durante esta semana en el mundo de la PI.

Marcas

La razón de muestra vida ha roto una nueva barrera –cómo no- en Estados Unidos, gracias al reciente registro (aún está blandito) como marca olfativa de Play-Doh. La base de la dieta americana de 2 a 7 años, producida por Hasbro, ha alcanzado el hito del registro (pasen y vean aquí) y nosotros nos alegramos de su repercusión, aunque confundan peras con manzanas (no, Antonio, no era patente).

La cosa puede extenderse hacia el sur, merced a las recientes modificaciones en materia de propiedad industrial acaecidas en México. Entre las novedades, se adopta en concepto europeo de marca, pasando de representatividad gráfica a susceptibilidad representativa (claro, preciso y estable). Ergo, se pueden registrar marcas no tradicionales. Más detalles sobre los cambios introducidos desde el 18 de mayo, aquí.

Y como registrar la marca es cosa buona e giusta, los que sean diligentes y sortudos (pleitos tengas y los ganes) puede que se cuenten entre la lista de vencedores de disputas resueltas por la OMPI entre nombres de dominios y titulares marcarios. El informe de la OMPO para 2017 los recoge todos y puede consultarse aquí.

Falsificaciones

Que la expansión de Internet ha traído muchas cosas buenas, no lo discutimos. Que consigo han venido, como con un carnet para unas hormonas, riesgos que ponen a prueba el sentido de la responsabilidad, tampoco. Y no hablamos de la cantidad de papel y cartón que genera el e-commerce o la frustración derivada del penoso contraste entre expectativa y realidad, sino de la proliferación de los productos falsificados. Desde Estados Unidos advierten en el Informe GAO (versión completa aquí) que 20 de los 47 productos adquiridos en la red son falsos. Un negocio floreciente que se esconde a plena vista y que se extiende a todos los sectores: desde los productos tecnológicos a los cosméticos y las medicinas, y que más allá del beneficio de la propia venta, sirve de tapadera para el lavado de dinero.

Hablando de blockchain

Precisamente para ponérselo difícil al macaco de turno, Seal Network y Deloitte se han unido para crear una red antifalsificación basada en tecnología blockchain para nuestra amada Comisión Europea. El Blockathon ha sido la vía de acceso de estos nuevos Trinindad y Bambino, que merced a una serie de chips de comunicación cerca de campo (NFC), combinados con blockchain y apoyados en una cuca aplicación móvil, permitirá repartir mamporros a falsificadores de productos. Las aduanas, agencias y consumidores finales damos gracias y nos enteraremos de todo aquí.

Por si fuera poco, IBM ha hecho lo propio ayudándose, además, de Inteligencia Artificial. Como “Crypto Anchor Verifier” de Jesús ha sido bautizada la criatura que permitirá identificar prendas, bolsos, cinturones y otros complementos disponibles en la planta 3, merced a los patrones ópticos únicos que poseen y que los distingue de sus Warios pirata. Toda la info al respecto, con la aprobación de Rick Harrison, aquí.

Y ahora que me sacáis el tema de la IA, en el Comité especializado de UK han estado muy ocupados meditando sobre este asunto que, como el maquillarse, cuando está bien hecho, no se nota. El resultado ha sido un informe que cuestiona si están listos, quieren y son capaces, y puede consultarse en su totalidad aquí.

Cuando hayan acabado de mirar, y si no necesitan nuestro asesoramiento, porque se hayan en la tienda del futuro, pueden pasarse por caja y liquidar todas sus compras. Aquí aceptamos tarjeta y criptomonedas. De hecho, además de bitcoin, pueden pagar con Ether, la ICO desarrollada por Etherueum y que tan ricamente nos viene para darle vidilla a los Smart Contracts. Bien lo saben en Home Meal (Nostrum), y mejor lo sabréis vosotros tras leer el artículo de Helena Arias al respecto aquí.

Si, por el contrario, el establecimiento de compra frecuentado es más al uso y no han pisado The Place, les invitamos a que lo hagan, porque así se ahorrarán personajes molestos, arrepentimientos tardíos y horas de infructuosa proyección abstracta gracias a los probadores virtuales y los diseños implementados con realidad virtual. Tecnologías disruptivas -al servicio de nuevos creadores- y Propiedad Intelectual everywhere. ¿Dónde? Aquí.

Mejor perdón que permiso

Con esos ojillos de gato que nos gasta el todopoderoso líder de nuestra vida social, cómo no íbamos a disculparle esa fugilla de datos masiva a Cambridge Analytica. Pues puede que porque las respuestas, ora muy generales, ora sin conceder, no han sido todo lo convincentes que al Parlamento Europeo le hubiera gustado, y que tenían como referente la comparecencia en su USA natal. Y es que a tres días de la entrada en vigor del santasactorum de los datos, el señor Zuckergerg parece no haber ordenado del todo su habitación y aún apestan los perfiles ocultos y la recopilación de datos de usuarios ajenos a Facebook.

A mí, no obstante, la promesa de banderillas americanas para todos y puestos de trabajo para 10.000 personas en Europa (que no europeos), me tranquiliza bastante. Y los detalles de la noticia (disponible aquí), más.

Y el ganador de Apple contra Samsung es…

Por si Siri no os lo ha contado, lo hacemos nosotros: resulta que Puri, la del quinto, que está casada de penalti pitado en el 93’ en el Bernabéu, le ha dicho a Maricarmen, que Tim Cook se ha dado rayos para celebrar que Samsung finalmente ha sido condenada a pagar 538 millones de dólares por la infracción de patentes y diseños perpetrada por el Galaxy S. Quién lo iba a decir del señor S, con lo educado que era. Calentito traemos los detalles del chisme aquí.

Derechos de autor

Por último destacamos un artículo que ha servido para aguijonear el intelecto de los amantes del género: la publicación por parte de nuestro capitán, Aurelius, en la que analiza el resultado de la implementación de la Directiva 2011/77/EU, sobre duración de la protección de derechos de autor, en términos prácticos para los artistas y productores (visible aquí).

Pues eso. Poneos las gafas de sol, subíos al coche y subid esto, que ya está todo repartido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.