Este artículo ha sido preparado en colaboración con Carlos Muñoz Ferrandis alumni del Magister Lvcentinvs

Hace apenas dos semanas, la OECD publicó un extenso informe (230 páginas en inglés aquí) bajo el título “Rethinking Antitrust Tools for Multi-Sided Platforms 2018”. En él, se analizan bajo el prisma del derecho de la competencia algunos de los retos que las plataformas plantean y plantearán para la competencia y la innovación en los próximos años –no sólo de RGPD vive el hombre– y se reflexiona acerca del papel que las autoridades de competencia tienen para evitar daños a ambas.

En efecto, las plataformas que operan en mercados “a varias aguas” (“multi-sided markets”), implican una serie de retos de primera magnitud, ya que los grandes jugadores tecnológicos pueden, con cada vez mayor facilidad, participar en diferentes niveles de la cadena de valor de sectores conexos, o no tan conexos, con sus líneas de negocio principal, beneficiándose al mismo tiempo de su poder de mercado para competir en tales sectores, lo que el Prof. Nicolas Petit ha definido como moligopolio.

El informe analiza cómo la actividad de estas empresas obliga a reconsiderar el alcance de conceptos básicos como la definición de “mercado”, “el poder de mercado”, “las prácticas excluyentes” o las “eficiencias”, e incluye artículos de autores muy relevantes, no sólo académicos, como Michael Katz, sino también de antiguos cargos de las autoridades de competencia europeas y estadounidenses, como Kai-Uwe Kühn o Howard Shelanski.

Como aperitivo para afrontar su lectura, o como curiosidad para aquellos que se quieran familiarizar con el tema, desde Lvcentinvs os ofrecemos un pequeño resumen:

La parte I, de obligada lectura para profundizar un poco más, ofrece una versión simplificada, con unos cuadros muy útiles a modo de take-away lessons para cada uno de los bloques temáticos que se tratan en el informe.

La parte II se centra en la definición del mercado relevante e incluye dos ensayos que analizan el sumamente enrevesado intríngulis que supone definir los mercados en caso de mercados a varias aguas. Para ello, los autores tratan primero de caracterizar las diferentes plataformas online, y analizan la pertinencia de las herramientas de con las que cuenta actualmente el Derecho de la Competencia.

Lapo Filistruchi identifica los aspectos esenciales de las plataformas on-line. Así pues, uno de los EL pilar clave para entender los comportamientos económicos de los actores en plataforma on-line son los efectos multiplicadores indirectos (“indirect network effects”), que condicionan la definición del mercado relevante en dichas plataformas.

En mayor o menor medida, todos los autores en esta sección parten del análisis de la mecánica y de la naturaleza de los mercados “a dos aguas” (two-sided). Distinguen entre aquellos con transacción entre partes integrantes –que se habrán de definir como un único mercado– y en los que no existe transacción –que se habrán de definir como dos mercados distintos pero interrelacionados–.

Tanto Filistruchi como Wismer y Rasek analizan el rol del test del monopolista hipotético[1] en dichos mercados. Sugiriendo el primer autor, en casos específicos, la combinación de este test (aplicado a la parte del mercado sometida a pago de tasa) con otro basado en la calidad (small but significant non-transitory decrease in quality test) aplicado a la parte pagando una tasa igual a 0.

Debido a la extrema complejidad analítica en este tipo de mercados, Wismer y Rasek no ven muy clara la aplicación del SSNIP frente a plataformas que operan en mercados a varias aguas puesto que dicho test no tiene en cuenta los efectos de red indirectos, sugiriendo herramientas más simples en aras de la obtención de una visión holística del funcionamiento de dichos mercados, como el análisis de correlación de precios, métodos de descripción cuantitativa, o, por otro lado, instrumentos cualitativos, como estudios de mercado.

La parte III se centra en el poder de mercado, e incluye dos ensayos que estudian la medición del poder de mercado en plataformas que operan en mercados a varias aguas.

Collyer, Mullan, y Timan hacen suya la definición de plataforma de Evans y Schmalensee[2], a saber: (1) anfitrionas de dos o más grupos de consumidores; (2) dichos consumidores dependiendo los unos de los otros en cierto modo; (3) que sin embargo no pueden acaparar el valor de su mutua atracción por ellos mismos; (4) y así dependen de la plataforma como catalizadora para la creación de valor.

Posteriormente, sugieren analizar el poder de mercado en cada vertiente del mercado y posteriormente estudiar los efectos de red indirectos (feedback loops), para así capturar la relevancia concurrencial de la conducta bajo investigación. Para lo cual proponen algunas alternativas para medir unos y otros.

La segunda sección de esta parte III establece una exposición metodológica a nivel práctico de ciertas herramientas de antitrust (UPP[3] y GUPPI)[4] aplicadas al caso específico del mercado a varias aguas. Se concluye que dichas herramientas subestiman o sobreestiman los incentivos para incrementar los precios en plataformas que operan en tales mercados, puesto que ambos instrumentos solo calculan el incentivo de incremento del precio unilateral post-fusión, pero no el actual.

Lo que nos queda clarito de esta parte es que los efectos multiplicadores indirectos son el epicentro en el análisis del poder de mercado de las plataformas que operan en mercados a varias aguas.

La parte IV versa sobre prácticas excluyentes e incluye dos artículos. En el primero de ellos (p. 103 en adelante) Michael Katz propone un análisis de las prácticas excluyentes en los mercados a varias aguas, con un especial énfasis en los precios predatorios.

También analiza cómo algunas de las características propias de las plataformas que operan en estos mercados –como las asimetrías o los efectos multiplicadores (“network effects”) puestos en relación con las limitaciones que tienen los usuarios de una de las vertientes de dichas plataformas para compensar, o negociar con las externalidades contractuales con los usuarios de alguna de las otras vertientes de la misma plataforma– llevan a situaciones relevantes concurrencialmente.

Tales efectos, sumados a la exclusividad que de una manera natural buscan las plataformas a fin de beneficiarse de los costes de escala, pueden obligar a los usuarios a mantenerse en un sub-óptimo en términos de utilidad.

El artículo termina enunciando una serie de conclusiones que se deben tener en cuenta por las autoridades de competencia:

  • No es necesario que los acuerdos de exclusividad se produzcan con todos o la mayoría de usuarios para dañar la competencia.
  • El incremento de costes para los rivales debe reputarse anticompetitivo aunque no expulse a los rivales del mercado.
  • La duración de los contratos puede no ser tan relevante.
  • El daño de la exclusividad a la competencia puede variar en función de las conductas de los restantes rivales.
  • La exclusividad también puede crear competencia.
  • Los efectos multiplicadores pueden dar lugar a condiciones de monopolio natural.
  • Las eficiencias tradicionales también deben ser probadas, en el caso de las plataformas.

En el segundo de los artículos (p.131 en adelante) , Amelio, Karlinger y Valleti proponen un modelo que analiza las prácticas excluyentes en mercados a dos aguas –extendiendo el modelo que propusieron Segan y Winston al mismo–, concluyendo que, en lo referido a los precios excluyentes las estrategias de divide y vencerás siguen siendo útiles para las plataformas y que el impacto en el bienestar social es distinto que en los mercados tradicionales –cuestión que debe tenerse en cuenta por las autoridades de competencia cuando intervienen–. El artículo también termina con una serie de recomendaciones para las autoridades de competencia.

La parte V incluye un artículo (p.151 en adelante) en el que Andreu y Padilla analizan y cuantifican, utilizando un modelo econométrico, el impacto positivo que tiene la fusión de plataformas que operan en mercados a varias aguas, utilizando la creación de Euronext, plataforma de trading que aglutina a las antiguas plataformas francesa, belga, holandesa y portuguesa como caso de estudio, concluyendo que la fusión tuvo un impacto positivo en la liquidez, redujo la volatilidad e incrementó el volumen de transacciones.

La última parte de este informe, la parte VI, se centra en el análisis de las restricciones verticales en las plataformas que operan en mercados a varias aguas. El primer ensayo analiza, principalmente, los efectos anti y procompetitivos de las restricciones verticales en el caso de las plataformas y en particular la necesidad de analizarlos de manera independiente o conjunta.

Entre otros aspectos relevantes, se pone de manifiesto que a la hora de valorar la anticompetititvidad de una conducta en tal escenario, se impone evaluar la existencia de un poder de mercado preexisitente –y no sólo las evidencias relativas a las eficiencias bilaterales–.

En cuanto a los efectos pro-competitivos, se ponen de manifiesto dos ejemplos que no puede ser menos que curiosos: el “free riding” como eficiencia pro competitiva y la restricción de la competencia como elemento necesario para la viabilidad de la plataforma.

Caffarra y Kai-Uwe Kühn denuncian unafalta de política europea eficiente para lidiar con las restricciones verticales, esto afectando también al análisis de estas últimas en las plataformas. Los autores resaltan el problema del “contrato incompleto” o “imperfección contractual” debido a externalidades cuyo efecto supone la imposibilidad de plasmar a nivel contractual ciertas condiciones cuya cuantificación resulta extremadamente complicada.

Uno de los puntos claves de este último ensayo es la crítica de Caffarra y Kai-Uwe Kühn a la malformidad de la estructura del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que se traduce en una obstaculización de la innovación fomentada por la libre experimentación de nuevas estrategias de venta o modelos de negocio en el seno de las plataformas

En la misma línea, los dos autores destacan la disparidad en los altos estándares de prueba para las eficiencias comparados con los estándares de prueba relativos a las infracciones. Así pues, los autores proponen equilibrar la balanza y rebajar los estándares de prueba de eficiencias al nivel de los de infracción.


[1] Fernando Jiménez Latorre, Enrique Cañizares Pacheco, “Dificultades para la definción del mercado relevante”, Preparado para el Segundo Seminario de derecho y economía de la competencia organizado por la Fundación Rafael del Pino (2005, Madrid) 33, 39.

[2] Schmalensee, Richard and Evans, David S., Industrial Organization of Markets with Two-Sided Platforms. Competition Policy International, Vol. 3, No. 1, Spring 2007.

[3] Presión al alza de precios.

[4] Indice de presión sobre los precios brutos al alza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.