Apple vs migas

Comer delante del ordenador es un vicio más que extendido, muy a pesar de las recomendaciones de Glamour, del que la compañía de la manzana parecía sustraerse en su proceso de diseño y producción, ya que una motilla de polvo que se colase por la estrecha ranura que surca tecla y soporte bastaba para malograr el preciado periférico. Obsolescencia programada para guarretes aparte, parece que mientras se resuelve el dilema finura-sensaciones del tamaño del relieve de las deposadígitos (cosa que no pinta bien para más tradicionales a tenor de cómo protege sus MacBooks), en Cupertino han salido al paso del problema aportando una solución técnica de las que hacen cartera y dan popularidad. La patente en sí consiste en una película protectora de cuyos dibujos y detalles podéis dar cuenta aquí.

¡Larga vida al sucesor del TPP!

Después de la patada espartana propinada sin la mirada condescendiente de Melania, el otrora TPP parece estar en camino de recuperarse, al menos en lo tocante a Propiedad Intelectual. Y es que el pasado 8 de marzo, once países pertenecientes al conglomerado Asia-Pacífico firmaron el Comprehensive and Progressive Agreement for Trans-Pacific Partnership (CPTPP), dando paso, en opinión del Center for Strategic and International Studies (CSIS), a uno de los Trade Agreements más avanzados y detallados en materia de PI hasta la fecha. El capítulo en cuestión brilla con luz propia a pesar de ser más restrictivo que su predecesor en el desaparecido TPP, y lo hace con medidas tan llamativas como una reducción de la duración de protección por Copyright o de las patentes para medicinas innovativas, y de un acotamiento en la salvaguarda de tecnología e información. El efecto esperado en inversiones es, sin embargo, directamente proporcional. Más detalles y enlace a comentarios y noticias relacionadas, aquí.

China perpetúa el tópico

La semana en que la guerra comercial de Estados Unidos contra el mundo elevó su bandera a lo alto de la Trump Tower no ha sido ajena en sus motivos al quehacer chino en materia de PI. Si el tupéido presidente ya apuntaba con su claridad habitual que no permitiría que la potencia comunista siguiera vulnerando la Propiedad Intelectual por la patilla (ver el video y la noticia aquí), no lo hacía de balde. Antes bien, se hacía eco de lo que la Unión Europea, en su reciente informe sobre la protección y defensa de los Derechos de PI, señalaba como la razón de su desvelo y centro de sus plegarias. Las conclusiones del informe y los datos sobre el estado de de la piratería y falsificación allende las fronteras de Francia y compañía pueden consultarse aquí, y quedar bien publicando la noticia puede hacerse aquí o aquí, pero nunca aquí.

Protéjame esos datos

Las consecuencias más que previsibles de la entrada en vigor de nuestro querido RGPD están disparando la imaginación de autores que vienen a prevenirnos sobre su posible impacto en nuestro día a día.

Alessio Balbo di Vinadio, Rubén Cano Pérez y Carlos Muñoz Ferrandis nos advertían de la posible colisión entre la nueva normativa de protección de datos y la de ePrivacy, además de dejar vacío el bote de las galletas (artículo disponible aquí). Mientras que Iris Rigter alertaba de los cambios que estarían por venir en WHOIS. Su análisis, consejos y conclusiones al respecto, aquí. ¿Importa esto? Importa, importa… Y más si tenemos en cuenta que los casos de cybersquatting se dispararon en 2017 alcanzando records históricos (WIPO dixit).

Copyright

Mi Derecho favorito sigue sin encontrar su sitio en el barrio. Por una parte, la propuesta de Directiva sobre Derecho de Autor en el Mercado Único Digital sigue sin atinar en los mecanismos concretos de protección. En este sentido, Eugénie Coche destacaba en su artículo (disponible aquí) el nuevo derecho exclusivo concebido para los publicadores de prensa respecto de sus creaciones por 20 años. Alimentar un periodismo de calidad -que no está pagado y lo suyo cuesta, y más en la época de las Fake News- y facilitar el paso a su versión digital son las máximas que aduce la Directiva. Pero la intención no es lo que cuenta para los detractores de la medida, que ya han reseñado que contraviene las conclusiones de un estudio al respecto (censurado aquí) y han hecho llegar una carta abierta firmada por importantes agentes del mundillo, advirtiendo sobre la yuxtaposición de derechos (disponible aquí).

Y ya que me sacáis el tema de la retribución, ya sabéis que más de una vez hemos recogido en Lvcentinvs las quejas de los artistas por el maltrato a que son sometidos por las grandes plataformas. Les queremos. No podemos evitarlo. Pues los que calladamente queríais conocer cuánto reciben por barba nuestros melenudos estáis de enhorabuena, porque Information is Beautiful y Digital Music News acaban de sacar un estudio sobre What Streaming Music Services Pay. Más detalles y cifras, aquí.

Por su parte, las malvadas corporaciones rebuscan en el sofá más rico de la lista Forbes y para ello no dudan en pegarle un meneo a todas las aplicaciones no autorizadas que eliminan la publicidad, y con ello los ingresos con que querían subirle el sueldo a los cantautores. Lo hace Spotify (aquí).

Y ahondando en el abuso de los creadores y la prestidigitación en derechos morales por 30 monedas de plata, presentamos el consabido negocio de las tesis y trabajos de fin de carrera por encargo (listado de proveedores, aquí). Reyes del estraperlo, cuentan con empresas y particulares al servicio de estudiantes y doctorandos vagos o angustiados dispuestos a asumir que un cuadro con su imagen degenere por ellos en un desván y sean descubiertos, si la confidencialidad 100% garantizada y la legalidad matizablemente% asegurada no lo impiden.

Más allá de las deleznables cuestiones morales, la cosa plantea interesantes retos técnicos para los juristas que quieran asesorar a estas empresas, navegantes curtidos de miles de derechos implicados. Ésta bien merece un estudio sesudo y detallado. Pequeña no es la tarea y nosotros nos solidarizamos enormemente con nuestros colegas de profesión, ahogados por sus rutinas. Por eso, los que, picados en su espíritu académico, quieran acometer el reto, pero se vean imposibilitados por razones que no vienen al caso, pueden ponerse en contacto por privado aquí. Gracias.

Malthusianismo en la PI

El entusiasmo de los amantes de la PI tiene esta semana motivos para decaer. Por una parte, Pfizer veía cómo las acciones interpuestas para frenar a los productores de genéricos por la violación de su entonces todavía vigente patente (extinta ya desde junio de 2013) devenían en una resolución desfavorable que daba la razón a los laboratorios de caja blanca y la obliga a indemnizar a los Kern, Sandoz y Cinfa, entre otros, por el daño emergente y el lucro cesante (para que luego digan que no hay poesía en el Derecho). Más detalles, aquí.

Por otra, el anticonceptivo natural más eficiente, las Crocs, resbalaban con su propia piel de plátano ante la EUIPO (ver aquí). Su diseño registrado ha sido anulado por divulgación previa, nada menos que en su propia página web y durante un salón náutico en Fort Lauderdale, Florida. Veremos qué pasa con la patente concedida por la USPTO, porque aún vive.

Inteligencia Artificial

China parece volver a despertar, y lo hace para incorporarse a la cabeza de la IA. El Megathord asiático está inyectando dinero a espuertas, financiando Start-ups del sector con la intención de dominar el mercado y, si puede, dejar a los EE.UU. en la cuneta. La cifra da una pista de hasta qué punto constituye una prioridad: según el Artificial Intelligence Trends Report, el 48% de la inversión hecha a nivel mundial para financiar IA Start-Ups se concentra en China. Más información al respecto, aquí.

En cualquier caso, y con el permiso de Her y Ex Machina, las máquinas nunca podrán amar ni bailar. Lo que sí que puede que hagan será facilitarnos la vida a los chupatintas -según recoge Abogacía Española en su revista, aquí- y acabar quitándonos el puesto de trabajo a los leguleyos -según nos previene el profeta mejor afeitado de las TICS en su artículo, aquí-.

Ante el temor de que esto ocurra, sólo nos queda una opción: bailar. Yo propongo esto. Los que tengáis el corazón y los pies de piedra estáis exentos. Feliz fin de semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.