Los adictos al viernes y su proclamación por cualquier medio pueden dar, una semana más, rienda suelta a su pasión. Y podrán hacerlo con más entusiasmo cuando lean todo lo que ha ocurrido en los últimos siete días en materia de Propiedad Intelectual. Ahí que va:

Protección de datos

Ya nada volverá a ser como antes: ni los amantes se deslizarán misivas regadas de sal, ni pasará un día sin que hablemos o nos preocupemos por nuestros datos.

Así, con motivo del Día internacional de Internet seguro, el 6 de febrero, Google intentó afianzar la confianza de los Jeff Albertson continentales en una jornada para medios de comunicación, organizada en Múnich, en la que se desplegó todo el encanto de la compañía para recordar que, y cito textualmente, “los usuarios pueden llevarse sus datos personales cuando quieran”. Más ofertas y detalles aquí.

En este sentido, y con el 25 de mayo en el horizonte, la red bulle con las opiniones más o menos cualificadas de lo que la nueva normativa europea sobre la materia (General Data Protection Regulation – GDPR) nos deparará: Enrique Dans se pregunta desde lo alto del muro si el peaje burocrático valdrá la pena o hará de la navegación un infierno (aquí), mientras que nuestro célebre ciudadano, Alberto Torrubia, ya anticipa la desigualdad en términos de competitividad como punto de partida para la fundación de nuevas empresas que necesiten datos (emocionante thriller entrevista al respecto con su Inteligencia Artificial, su historia de superación, su poquito de alioli, sus chinos tramposos y su cheque gigante disponible aquí). Y desde el otro lado del charco, los señores Scott y Cerulus advierten que Europa vuelve por sus fueros conquistadores a golpe de reglamento (más en History Channel y aquí).

Inteligencia Artificial

A los apasionados de Asimov quizá esto les sepa a poco, pero a los emprendedores y procrastinadores laborales seguramente les satisfaga conocer cómo se verá afectada la próxima colección Primavera-Verano (ver aquí) o cómo la IA ha aupado a Amazon por encima del uno y el cero (en Wired tenía que ser). ¿Tiene Europa dónde mirarse? ¿Llega España tarde, como dice el señor Torrubia (aquí)? ¿Tendrá algo que ver su patente sobre una pulsera ultrasónica para monitorizar la actividad de sus empleados (ver aquí)? Tantas preguntas y todo el mundo distraído con el blockchain…

Blockchain

Las secuelas del seísmo de la cadena no han empezado a cuantificarse y ya se atisban nuevas sacudidas en el panorama de la PI.

Después de que hace dos semanas los ahorros para la universidad desaparecieran en el mayor robo de criptomonedas del mundo (nuestras condolencias a los afectados en Coincheck), el Bitcoin decepcionaba en fechas recientes a sus padres con unas notas que lo condenaban a Stanford, con una pérdida de valor del 60% en los últimos dos meses (el País dixit aquí), fruto de las presiones regulatorias (sirvan de ejemplo el comunicado conjunto de la CNMV y el Banco de España sobre las criptomonedas, la prohibición de las ICO en China, o la prohibición de bancos como Lloyd’s, JP Morgan Chase o Citi de compra de divisas digitales con sus tarjetas de crédito).

Veremos cuánto dura el bullying y cómo acaba, porque el niño se está haciendo mayor y, como suele pasar, nadie le comprende. En esta etapa tan difícil de su vida, y más con las Side Chains alborotándole el organismo, recomendamos a padres y educadores pinchar aquí para saber más y mantener la calma, porque la Unión Europea contará con un Observatorio de Blockchain, de la mano de Ethereum (más detalles, aquí).

Como es natural, porque la PI está en todas partes, la revolución se proyecta hacia lo nuestro, y más concretamente, hacia la Transferencia de Tecnología y la I+D, especialmente en los sectores de biotecnología y farmacéutico. Eso dicen nuestros colegas de BioLoquitur aquí.

La alegría nos la da StopTheFakes, el primer servicio descentralizado de Blockchain para luchar contra la falsificación y piratería. Centrado en derechos de autor, la empresa utiliza tecnología blockchain para detectar y comunicar infracciones de PI. Más información, aquí.

Comercio electrónico sin fronteras

La asociación (pendiente de fundación y fundadores) tiene en sus administradores interinos, el Parlamento Europeo, la intención de poner fin a las barreras cuando de comprar cositas en pijama se trata. En concreto, los objetivos pasan por eliminar los bloqueos de páginas de otros países de la UE o evitar ser redirigido y garantizar el acceso a esos productos o servicios a los mismos precios que los consumidores locales. ¿Cómo afectará esto a la economía millenial? Por lo pronto, los nacidos después del 90 (atentos, padres) podrían beneficiarse de lo que encuentren más barato allende el Pirineo y viceversa en reservas de hotel, alquiler de coches, festivales de música, parques de atracciones, etc.

El fin del geo-blocking no afectaría, sin embargo y por ahora, a contenidos digitales protegidos por copyright, servicios audiovisuales y servicios de transporte. Tiempo al tiempo (dos años desde la entrada en vigor de la normativa, vaya).

La votación tuvo lugar el pasado 6 de febrero, en la capital belga. Ahora, el brillante futuro del e-commerce quedará en suspenso hasta que el Consejo dé su visto bueno. El texto discutido puede consultarse aquí y todo el despliegue informativo aquí.

Piratería en el futbol

Lejos de Roja Directa y similares, la noticia que ha trascendido versa sobre el spray utilizado para señalizar barrera y punto de golpeo en los tiros francos. El invento en cuestión tiene detrás a un argentino y un brasileño que reclaman un reino por su beso y que la FIFA deje de utilizar copias pirata de su producto, amparado, según dicen los señores Silva y Allemagne, por un derecho de patente. Los detalles de la trama y réplica de la organización del todopoderoso balón, aquí.

Bodas, bautizos, comuniones y eventos varios

Mientras el café se desliza por vuestras gargantas con cada sorbo de PI, están teniendo lugar las jornadas de estudio sobre Propiedad Industrial e Intelectual del grupo español de la AIPPI 2018. Madrid ha sido la sede elegida para la XXXIII edición, los 8 y 9 de febrero (toda la información y registro, que a algún cocktail se llega, aquí).

Con el 19 de febrero como fecha elegida, y la HIP-Hospitality Innovatien Planet como marco, Madrid también auspiciará el I Congreso Europeo de Derecho y Gastronomía, donde, además de comer bien (o eso esperamos), se abordarán las mejoras regulatorias que doten de una mayor seguridad jurídica a los profesionales de los fogones. Uno de los platos fuertes será, precisamente, la secuencia de derecho de autor mediterráneo en espai Kru, que tiene como ingrediente principal la extensión de la protección por derecho de autor a las recetas culinarias, como bien se viene haciendo en Francia, por ejemplo.

Finalmente, ya está abierta la inscripción para la Jornada “los retos profesionales de la Propiedad Industrial en el siglo XXI: adaptarse o fracasar”, organizada por el ICALI y que tendrá lugar el 21 de este mes (registro aquí).

Qué hay de lo mío

En materia litigiosa, la semana nos ha traído el lado oscuro de Michael Jackson. En la libertad que le otorgan su prestigio y edad, Quincy Jones ha desvelado que las creaciones de mayor impacto en la carrera del menor de los cinco tienen un germen podrido de plagio. Si lo sabrá Donna Summer. Más detalles del escabroso asunto aquí.

Nestlé continúa en la pugna contra la ONCE (ver aquí) por la marca el ‘rasca’ “Sueldo de tu Vida”, concedida a esta última a pesar de la oposición y consiguiente recurso, primero ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y ahora ante el Tribunal Supremo. Como algunos afortunados saben y la mayoría sueñan, la compañía azucarera azuza al contable que llevamos dentro con su promoción “Un sueldo para toda la vida”, de la que, además, es titular de la marca homónima. No contento con el fallo del TSJM, que le daba la razón sólo en parte (respecto de servicios de publicidad), la batalla se extiende por la Tierra Media por el resto de clases con la esperanza de que el consumidor no sufra.

Por otra parte, al campeón irlandés de peso ligero de la UFC, Conor MacGregor, se le han colado dos oponentes en el octógono. A un lado, MAC Cosmetics, de Estée Lauder, y Mac Jeans. Al otro, Mystic Mac, apodo del luchador, que ha sido solicitada como marca ante la EUIPO. Narración del combate aquí.

Tan inquietantes acontecimientos requieren del sementero de tranquilidad por antonomasia. DJ Sebitas se decanta en esta ocasión por la lengua de los poetas y un moderno de los de antes, fantasía popular decorosa mediante, con esto y esto. Que lo disfrutéis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.