Artículo preparado para Lvcentinvs por Tomás Barber Giner, alumni del Magister Lvcentinvs.

“Torta del Casar” es una DOP para ‘quesos’ procedentes de una determinada parte de la provincia de Cáceres (Extremadura). Esta DOP convive con su vecina “Queso de la Serena”, también de origen extremeño, pero circunscrita en la provincia de Badajoz. Pues bien, desde hace años, la segunda ha tratado, por diversos medios, de incorporar el término “Torta” a su denominación. Así pues, solicitó el cambio de denominación a “Queso y Torta de la Serena”, pero la autoridad competente para autorizar dicho cambio en primera instancia –la Consejería del Gobierno de Extremeña competente en el área de Agricultura—denegó dicho cambio por considerar que el término “Torta” constituía un término tradicional protegido como tal dentro de la DOP “Torta del Casar”, y no se trataba de un término genérico cuyo uso pudiera extenderse a otros productos distintos del ‘queso’ amparado por la DOP que llevaba su nombre.

No obstante, el Consejo Regulador de la DOP “Queso de la Serena” no cejó en su empeño por incorporar de alguna manera el término “Torta”. De esta manera, solicitó en el año 2011 el registro de marca de la UE “Queso y Torta de la Serena”. Esta solicitud, pese a la oposición del Consejo Regulador de la DOP “Torta del Casar”, resultó concedida. La Sala de Recurso de la EUIPO, posteriormente, confirmó el registro de dicha marca en una desafortunada resolución que ahora se ha dado de bruces con los pronunciamientos del TGUE en su Sentencia de 14 de diciembre de 2017, asunto T-828/16.

En su resolución, la Sala de Recurso había concluido que el término “Torta”, al no ser un término geográfico y al hacer referencia a la forma del queso, constituía un término genérico que ninguna protección merecía por sí mismo. Por el contrario, la Sala de Recurso estableció que la única protección derivada de la DOP “Torta del Casar” residía en la expresión geográfica “del Casar” o en el nombre “Torta del Casar” en su conjunto. Así las cosas, el Consejo Regulador de la DOP “Torta del Casar”, recurrió la resolución de la Sala de Recursos ante el TGUE.

El pasado 14 de diciembre se publicó la esperada sentencia del tribunal europeo. El TGUE declara que limitarse a afirmar que el término “Torta” no designa una zona geográfica como tal “no basta para excluir la protección conferida por el Reglamento n.º 2081/92, dado que con arreglo al artículo 2, apartado 2, de dicho Reglamento, una DOP puede también estar compuesta por una denominación tradicional no geográfica que designe un producto alimenticio originario de una región o de un lugar determinado que presente factores naturales homogéneos que la delimitan respecto de las zonas limítrofes”. En efecto, según la jurisprudencia del TGUE, la protección de las DOPs no sólo se extiende a términos geográficos sino que puede extenderse a “términos tradicionales”. Ejemplos hay muchos y, además, nos los encontramos en el ámbito de los quesos: “Grana” (de Grana-Padano), o “Tetilla” hacen referencia a la forma del producto y constituyen términos tradicionales no geográficos.

Pero la Sala de Recurso ignoró las pruebas presentadas por el Consejo Regulador que apoyaban la tesis de que “Torta” debía ser considerado un término tradicional que merecía protección en sí mismo. Así se lo reprocha el TGUE a la Sala de Recurso en su Sentencia: “(…) al no analizar en cuanto al fondo y de manera detallada las pruebas aportadas por el recurrente y mencionadas en los anteriores apartados 45 y 46, la Sala de Recurso no aplicó los criterios establecidos por la jurisprudencia en materia de DOP y recogidos en el artículo 3, apartado 1, del Reglamento n.º 510/2006. La Sala de Recurso hizo también caso omiso del artículo 2, apartado 2, del Reglamento n.º 510/2006, que establece expresamente que una DOP puede estar constituida igualmente por una denominación tradicional no geográfica”.

Pero el TGUE ha ido aún más lejos y ha considerado que la Sala de Recurso también erró al descartar que existiera “evocación” –que como es sabido, constituye uno de los supuestos de infracción de las DOPs, en virtud del art. 13(1)(b) del Reglamento 1151/2012–. A este respecto, el tribunal europeo es claro y contundente en su crítica a la Sala de Recurso, al afirmar que ésta vulneró también el citado precepto “al excluir que la marca solicitada evocara la DOP «Torta del casar» por la mera razón de que el término «torta» no indicaba un lugar geográfico”. De esta manera, se confirma la línea jurisprudencial que tanto el Tribunal General como el Tribunal de Justicia habían venido asentando en el sentido de que puede producirse infracción de una DOP –por evocación—cuando un tercero utiliza para producto no amparado un término no geográfico protegido por la DOP (en este caso, podría existir dicha infracción por el uso del término “Torta”, aun cuando se prescinda de la referencia geográfica al “Casar”).

Con la anulación de la Resolución de la Sala de Recurso de la EUIPO, ésta deberá resolver de nuevo conforme con las pautas y los pronunciamientos ofrecidos por el TGUE.

Compartir
Artículo anteriorNeutralidad en la red, coautoría y cuentas de Whatsapp
Artículo siguiente¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!
Desde la Asociación de Antiguos Alumnos del Magister Lvcentinvs y la Universidad de Alicante (España), información actualizada sobre los avances en materia de propiedad intelectual y de Derecho internacional privado para juristas europeos e iberoamericanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.