Antes de que los polvorones nos nublen el entendimiento, y a riesgo de que cuando este post os llegue estéis pagando los excesos de la cena de empresa/departamento/ Agencia Europea de la PI, os traemos nuestra propia cesta navideña con lo más selecto que ha ocurrido en estos días en el mundo de la PI y en el sector tecnológico.

¿Fin de la neutralidad en la red?

Ayer fue un día triste para internet. La Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense aprobó la retirada de las medidas que la administración Obama implementó para asegurar la neutralidad en la red. Si esto será una herida más o menos definitiva dependerá sustancialmente de los pasos que sigan la Unión Europea y China, y de la capacidad de lobby de las empresas tecnológicas para revertirlo. Más info aquí.

Aprendiendo a controlar y tratar datos

La semana pasada, el grupo de trabajo de la UE para el artículo 29 publicó dos Directrices, necesarias para entender y aplicar las Normas Corporativas Vinculantes (BCRs) a la luz del Reglamento General de Protección de datos (GDPR). Las Directrices incluyen una serie de requisitos para las empresas que actúen bien como controladores, bien como encargados de procesar los datos. Los data-protection-freaks (sí, los hay) podéis encontrar más información aquí.

¿Te enviará Amazon memes?

Bajo el título “WhatsApp y el desarrollo de ecosistemas conversacionales” Enrique Dans nos cuenta que Whatsapp está desarrollando una funcionalidad que permite verificar y confirmar cuentas de empresa, lo que se intuye como una cabeza de puente hacia el uso de la app con fines publicitarios por parte de las empresas. Pero tranquilos, siempre podréis continuar bloqueándolos como hacéis con los amiguetes que sólo os escriben para pediros favores.

En el umbral de la ocurrencia

Miquel Montañá, nos cuenta aquí un curioso caso en el que una misma solicitud de patente ha sido considerada un descubrimiento (no patentable) en España y una invención en Reino Unido.

La co-autoría en Reino Unido

Como cada Navidad, queramos o no, Hugh Grant se cuela en nuestros hogares, en este caso con la excusa del litigio sobre la co-autoría del blockbuster Florence Foster Jenkins que el dubitativo galán protagoniza junto a Meryl Streep. Desafortunadamente, no hemos podido (querido) echarle el guante a la película, así que nos contentamos con haceros un spoiler del caso Nicholas Martin v Julia Kogan, en el que la High Court of Justice requiere la suficiencia de la contribución para poder hablar de autoría y distingue entre habilidades primarias y secundarias a la hora de valorar la contribución. Más sobre el caso aquí y más sobre Hugh aquí.

Mientras algunos os vais (o ya os habéis ido) de vacaciones, nosotros todavía nos quedaremos unos días más y amenazamos con traeros novedades en los próximos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.