Ah… el estío… ese término que se usa para referirse al verano con olor a crema y brasas, con el cantar de la cigarra desde el foso, la bicicleta oxidada mirando desde la verja, un amor termosensible… Y a la época de siega, claro.

Sí, queridos lvcentinvs. Empuñamos con todo mérito el palabro no sólo por lo que toca según el calendario censurable que cuelga con algo de grasa de motor en la pared, sino porque, en opinión del enjuto capataz, este décimo año ha sido precisamente tiempo de recogida.

Han sido dos lustros de pelarse las yemas en la blogosfera, apartando trigo de cizaña, a las que se han ido sumando algún que otro jornalero más joven, apuesto y vivaz, y que hoy bien nos valen un brindis por tan dulce fruto.

Desde el porche orientado a poniente en el que nos mecemos, con el rifle descansando la mirada, os deseamos unas felices vacaciones y os prometemos volver más fuertes e ingeniosos.

Abrazos y ¡hasta pronto!

Compartir
Artículo anteriorLa desaparición de un gigante de la aeronáutica por la mala gestión de su PI
Desde la Asociación de Antiguos Alumnos del Magister Lvcentinvs y la Universidad de Alicante (España), información actualizada sobre los avances en materia de propiedad intelectual y de Derecho internacional privado para juristas europeos e iberoamericanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.