Hablar de la historia de la Propiedad Intelectual en Alicante es hablar de la trayectoria profesional y personal de Verena Von Bomhard. Desde el ámbito privado, primero en DROSTE, más tarde en Hogan Lovells y actualmente dirigiendo su propio despacho, Bomhard IP, Verena ha sido una de las participantes más activas en la cada vez más grande familia de la PI en Alicante, y nadie duda de que su conocimiento y “savoir-faire” ha dejado impronta en el mundo de la Marca y Diseño de la Unión Europea tal y como lo conocemos hoy en día.

Por todo ello, y por su cariño al Magister Lvcentinvs, del que es profesora, Verena no pudo resistirse a la invitación que le hicimos para celebrar con nosotros que cumplimos 10 años.

El Blog Lvcentinus nace en Julio de 2006 como respuesta a las Sentencias GAT y Roche Nederlanden y al proyecto de Ley Propiedad Intelectual. ¿Cómo ha cambiado el mundo de la Propiedad Intelectual desde entonces?

Hablaré del ámbito de las marcas y diseños, que es fundamentalmente a lo que me dedico. En este caso, y en especial con las marcas, hay que destacar los Programas de Convergencia, que han conseguido llegar a unos niveles más altos de armonización en la Unión Europea, sin implicar necesariamente resultados positivos, en el ámbito de la EUIPO.

Si entramos más en detalle, en cuanto a las marcas figurativas con elementos verbales descriptivos ha existido un cambio del blanco al negro, ya que rechazan las figurativas aceptando las correspondientes denominativas, cosa que ya es… (sonríe). Y a veces, registran las correspondientes figurativas sin palabras, considerando que la mixta no es distintiva, siendo distintiva tanto la denominativa como la figurativa sin palabras, cosa que no tiene ningún sentido. Por esto yo creo que han “sobre-reaccionado” con el Programa de Convergencia en algunos elementos, pero la idea del programa en sí es muy buena.

Te refieres a los programas de convergencia de la EUIPO, ¿verdad?

Sí, los diferentes programas de convergencia, en particular el CP3 y el CP4, que son los elementos débiles tanto en motivos de denegación absolutos como relativos. En el último, el CP5, creo que la importancia es aún mayor y no sé si es debido al Programa de Convergencia, pero se está viendo una pequeña mejora en las decisiones que salen del Tribunal General.

Esto es un cambio, pero si hablamos en general de los últimos 10 años, diría que, en general, los Programas de Convergencia son un desarrollo importante, por lo menos en Europa.

¿Y las cosas que está haciendo la EUIPO en estos últimos 10 años? Particularmente vemos que está haciendo un buen papel.

Sí, se está involucrando muchísimo, asumiendo un papel más allá del registro de marcas y diseños: en parte porque tenían que hacer algo con el montón de dinero del que disponían sin saber qué hacer con él (ríen todos); y en parte también por el cambio de presidencia, porque se nota que el actual Presidente (António Campinos) sabe y se interesa por la Propiedad Intelectual e Industrial. Por lo tanto, creo que aquí ha habido cambios muy positivos y también la EUIPO en sí misma ha asumido un rol muy importante, no solo a la hora de armonizar -“converger” si queréis- las prácticas en la Unión Europea, sino también en el “outreach” a oficinas exteriores, resultando el TM5, que no existiría de no ser por la actitud y la proactividad de la EUIPO.

También se notan en el Observatorio y la Academia.

Y en la vida local. La PI no es Alicante únicamente, pero si miramos cómo se ha ido desarrollando la vida de la PI en Alicante también es tremendo: con el crecimiento de eventos y congresos internacionales que se celebran y que no tienen nada que ver con los que se hacían hace 10 años. Esto en el pequeño ámbito de la marca comunitaria… perdón… de la Unión Europea (todos ríen).

Si tuvieras que destacar un hito en estos 10 años, ¿cuál sería?

A nivel general, de la PI, la muerte final del ladrillito de Lego (ríen). Aunque, si es una sola cosa, también es muy importante la nueva reforma del Derecho europeo de marcas. De esta manera tenemos dos, una que se produjo al inicio de estos 10 años y otra que se ha producido casi al final.

Entonces, ¿ha quedado bien el nuevo sistema europeo de Marcas?

No, hubiera podido quedar mucho mejor, pero ha quedado mejorado.

Eso es lo que no entendemos, ¿por qué no hacen una reforma más exhaustiva, consultando a los expertos, y que se acerque más a lo que todos los operadores necesitan?

Consultaron, como todos sabemos, al Max Planck Institute, y ¿a quién más experto podrían haber consultado? Pero luego es una cuestión tan tremendamente política, que no se acogen todas las respuestas a las consultas. A lo mejor, el mayor hito es en cuanto a la Directiva, que produce una armonización general en relación con los procedimientos a nivel nacional. El hecho de que ahora la Directiva no tenga 17 artículos sino muchos más, y muchos artículos sean en cuanto a los “intervening rights” ha producido una tremenda mejora. Pero no sólo eso, también los procedimientos de oposición, la prueba de uso en los mismos, y los procedimientos administrativos de cancelación, que no tienen efecto inmediato, pero que lo tendrán pronto, en 7 años, pero ¿qué son 7 años?

“Actualmente, en los despachos […] todo el mundo tiene que rendir a todas horas del día”

Pero eso es ya el futuro, no el pasado. Así que volviendo a la pregunta, sí, yo creo que el que he mencionado anteriormente es un cambio muy grande y a mejor, más afectado por la Directiva y los cambios del Reglamento.

Viendo un poco, y más bien pasando al terreno personal, ¿qué recuerdo profesional destacarías en los últimos 10 años? Cuéntanos como llegaste a Alicante, quizá antes de 2006, que lo sepan todos los lectores de Lvcentinvs.

Pues yo llegué como sabéis hace más de 10 años, más bien hace más de 20 años. Estaba trabajando en Múnich, en un despacho llamado DROSTE, dedicándome al ámbito regulatorio y de Derecho contencioso-administrativo en el ámbito farmacéutico. Allí no estaba muy feliz, porque no me identificaba mucho con los asuntos de mis clientes, y pensaba que al final sería jueza de lo civil, cuando me encontré en una fiesta donde coincidieron Henning Harte-Bavendamm y Alexander von Mühlendahl, que hablaban de España. Yo miraba de manera interesada y Henning me preguntó: “¿usted también se dedica a las marcas?, mira de manera muy interesada…”. Yo contesté que no, pero que escuchaba porque hablaban de España. Así fue como me enteré de que existía una Oficina de Propiedad Intelectual, que existían las marcas y que DROSTE quería abrir un despacho aquí. Henning me preguntaba si yo hablaba español, yo le dije que sí, y este fue mi destino. A raíz de esto empecé a aprender un poquito de marcas.

¿Y por qué hablabas español?

Porque antes de estudiar Derecho, me tomé un tiempo para orientarme bien, y lo único que sabía seguro era que Derecho no sería, porque vengo de una familia de juristas de ambos lados, de muchas generaciones y le tenía un cierto rechazo. Como muchas veces, los chicos de 19 años, que era mi edad entonces, no quieren dedicar su vida a la misma profesión que sus padres, y en este caso también mis abuelos, que no eran abogados, pero eran juristas de administración o notarios. Por lo tanto, lo único que sabía era que no quería estudiar Derecho: pensé en matemáticas, pero mi hermano era un absoluto genio y estudiaba matemáticas, ante lo cual lo descarté; quería estudiar medicina, y como no entré porque no me dieron la plaza, vine un tiempo a España, a Salamanca.

“Hasta que no obliguen a la muchedumbre, no pasará nada”

Así ve uno cómo decisiones completamente aleatorias pueden cambiarle la vida, y resultar en algo muy positivo. Por eso, cuando hablo con los jóvenes, también con mi hija, les digo que no se dejen “comer el coco”, que tanta ambición, tanto orden y control de su CV a los 16 años es un horror, y que a esa edad hay que hacer algo que tenga sentido con el tiempo que sobra, y mirad si en mi caso ha tenido sentido.

Con respecto al Derecho he de decir que los estudios me parecieron interesantísimos y me encantó cuando decidí hacerlos. Me dije que ésta era mi vocación, porque me salía fácil, pero me gustaba el administrativo por ser también de la protección del Medio Ambiente. Pero eso no lo podía hacer en un despacho, para lo cual tendría que haber ido a la Administración, cosa que no hice por otras razones. Las marcas fueron un descubrimiento porque es una cosa que me apasionaba desde el primer momento, y me sigue apasionando. No me aburre ningún día de mi vida, y me encanta. He tenido una suerte… (ríe)

Una absoluta casualidad. Y es raro, siendo de Múnich y estudiando en Múnich. También con el Max Planck allí, lo veo como una oportunidad perdida. ¿Cómo no di con ellos? ¿Cómo no lo conocí antes? Pero bueno, quizá es mejor así.

Pero bueno, tienes buena relación con ellos, das clase allí y colaboras con ellos.

Sí, pero digo, en aquel entonces hubiera podido hacer muchas más cosas, pero, ¿era necesario hacerlas por aquél entonces? Pues no, igual tampoco. Hay tiempo para todo.

Pero cuando llegaste a Alicante, ¿fue con Hogan Lovells?

No, fue todavía con DROSTE. La fusión con Lovell White Durrant de Londres para ser Lovells se produjo el 1 de Enero del 2000, cuando ya llevamos 4 años de trayectoria aquí. Cuando empezamos estábamos en la Casa Carbonell, igual que Clarke Modet y Marks & Clerk. Recuerdo que compartíamos edificio con Isabel Moyá, que había abierto la oficina de Clarke en Alicante, y con Carolina Pina que había abierto la de Marks & Clerk. Por tanto, las tres, muy amigas por cierto, compartíamos edificio por aquél entonces. Carolina e Isabel se conocían de antes porque eran alicantinas de “pura cepa”, y yo me añadí a ellas y era muy gracioso. En 2001 nos cambiamos a la calle Bilbao donde estoy yo ahora, ya siendo “Lovells”. Sólo en 2010 la firma se volvió Hogan Lovells, después de otra fusión, esta vez transatlántica.

¿Has visto toda la evolución del derecho de marcas en Alicante y de la, ahora, EUIPO?

Sí, claro. Cuando yo llegué eran 40, y cuando vine por primera vez eran 25. Era interesante, muy interesante, el inicio, no desde el punto de vista jurídico, sino sociológico. Cómo se desarrolla un cuerpo tan internacional lleno de expatriados, siendo al principio sólo un grupo firme de 40 que se mantuvo y no dependió del rango u otras cosas. Alexander von Mühlendahl, por ejemplo, era muy “de tú a tú” con todo el mundo.

Es verdad, que tú coincidiste aquí con Alexander ya conociéndolo previamente.

Sí, sí. Luego, conforme se iba haciendo más grande el grupo, se iban formando subgrupos. El primero creo que fue el de los italianos, me contaban entonces, después el francés, etc.

Suponemos que por aquél entonces no se pensaba que vuestra oficina iba a tener el éxito y la repercusión que ha tenido posteriormente.

Entonces, nosotros esperábamos poder representar 100 marcas el primer año. No pensábamos que la oficina tuviera tanto éxito como tuvo, porque en Alemania por aquel entonces el nuestro no era el despacho más fuerte en marcas, en lo que se refiere a volumen de solicitudes de marcas nacionales –en cuanto a renombre, seguramente, sí, uno de los más fuertes-. 

¿El secreto crees que fue estar en Alicante?

Sí, claramente. El estar aquí y el mostrar confianza y dedicación. La confianza en el sistema nuevo, no dudar si habría éxito o no, sino mirar a la Ley y ver qué ventajas iba a dar, estudiando con exclusividad y dedicándome 100% a algo que estaba por venir. Cuando yo empecé con esto no generaba nada, porque no se podía cobrar a un cliente por lo que les contaba que iba a ser la marca comunitaria. Los socios del despacho en aquel entonces tenían una vista hacia al futuro muy desarrollada y muy buena. Fue un acierto total y se vio cómo despachos en Alemania que eran punteros perdieron muchas oportunidades. Cuando decidieron abrir una sede en Alicante ya fue tarde: las cartas se habían repartido.

“en general, debería eliminarse la publicidad y el interés profesional de los blogs por completo”

Yo tuve la suerte de estar en un despacho lleno de visionarios y que pensó mucho más allá del dinero inmediato, cosa que actualmente en los despachos es muy difícil porque todo el mundo tiene que rendir a todas horas del día.

Me acuerdo de que yo era una asociada de año y medio, y me mandaron aquí con absoluta libertad: compraba los muebles, contrataba el servicio de internet, tuve la primera dirección de e-mail de todo el despacho, y no me cuestionaban nada.

Déjanos que seamos un poco malos, Verena. ¿Tú en tu despacho haces eso? O, dicho de otra manera, ¿te ves obligada a hacer eso? ¿Ves que de aquí a 10 años se van a producir cosas que te obliguen a adoptar este tipo de visión o ves que las cosas están mucho menos relajadas que cuando tu llegaste a Alicante?

Desde luego pienso que las cosas están menos relajadas que cuando yo llegué a Alicante. Siempre tenemos que intentar anticiparnos a los acontecimientos, y en nuestro despacho no pretendo ponerle esposas a nadie y si alguien pretende desarrollar un campo, adelante. Obviamente hay que ganar dinero, pero no tomamos en consideración el resultado individual, sino el global. Una sabe realmente quién contribuye, y todo el mundo contribuye, con lo cual no tenemos ese problema.

“La clave creo que es […] que es una formación profesional para profesionales”

Ahora mismo, un campo nuevo es todo lo relacionado con el BREXIT, ¿no? Yo no fui visionaria. Realmente no creí que ocurriera ya -en cierto modo aun no lo quiero creer-, pero allí está, y hay que estar preparados.

Entonces, con el BREXIT, ¿estáis analizando estrategias y asesorando a clientes?

Por ejemplo, estamos aconsejando a los clientes que, si tienen un interés especial en Reino Unido, presenten de manera paralela solicitudes de marca nacional. También hemos estado pensando que si la Oficina se convirtiera en una oficina central para la evaluación de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas (DO e IGs), tendríamos un gran interés en ocupar y conquistar ese campo. Además, yo en el pasado he hecho muchísimo en DO e IGs.

¿Ves esto último factible?

Sí. Además, yo creo que ocurrirá en algún momento. Creo que cuando el fenómeno de las DO e IGs crezca, la Oficina lo acogerá. Tiene la capacidad, el espacio, se están preparando para ello, etc.

¿Qué otras cosas ves de cara al futuro? ¿Ves un panorama más complejo del que tenemos ahora o el que hemos tenido estos 10 años?

Yo creo que sí. Por muchas razones creo que la UE se va a cuestionar más de aquí en adelante y posiblemente se refleje en ciertas actitudes muy positivas que actualmente tiene el TJUE manteniendo fuerte la unidad de la marca, lo que se ve en la interpretación del uso o del renombre de la UE. A medida que se siga cuestionando la UE se verá como el TJUE emite decisiones más políticas. Vamos a tener que luchar mucho de aquí en adelante para que la marca de la UE siga siendo tan fuerte y tan fiable como hasta ahora.

“Siempre se ha visto que la política o las convicciones del momento se reflejan en la jurisprudencia”

Siempre se ha visto que la política o las convicciones del momento se reflejan en la jurisprudencia. Me vuelvo a remitir al “ladrillito de Lego”, que lo registraron porque la mayoría del entorno pensaba que ésa había sido idea de la, entonces, nueva legislación, permitir ese tipo de marcas, y que las formas alternativas sí que importaban y por eso se ponían “exclusivamente” y “necesario” en la ley, ¿no? Cambió la mentalidad en el caso “Philips”, y de ahí en adelante murieron todas las marcas funcionales. Ahora tenemos “Hauck”, y antes teníamos las famosas pastillas de lavado que mataron la marca tridimensional. Pero, mataron una idea visionaria que tuvo la legislación, y aquí una se da cuenta como la legislación en ocasiones no puede sobreponerse a decisiones que son más políticas que jurídicas. Yo creo que son retos para las marcas en particular, y me abstengo de hablar de la Patente Unitaria (PU), de la que no sé mucho más que cualquier otro lector de periódico.

Sí, pero seguramente con la Patente Unitaria (PU) pase ahora como pasó en su momento con la marca comunitaria, que están “a ver qué pasa”, preparando estrategias y convenciendo a sus clientes de las bondades de la PU. ¿Cuántos casos podrán llegar al Tribunal de Patente Unitaria (TPU)?

Yo creo que muchísimos, el potencial es inmenso. El problema ahora mismo es el BREXIT, que ha llevado esto a un parón brutal.

Sí, cuando estaba a punto de salir tuvo lugar el BREXIT, quizá ha sido un golpe mortal para la PU.

Las dos jurisdicciones de patentes son Reino Unido y Alemania, y si se queda sola Alemania… la gente no quiere que “gobierne” el Tribunal alemán, aunque tiene cosas muy buenas como los “intervening rights” que salen del sistema alemán. Esto también es una cuestión de equilibrio dentro de la UE, de si los ciudadanos, autoridades y políticos aceptan esto. Pero bueno, no hago nada de patentes, y entiendo muy poquito, mejor no hablar de ellas.

Pero en vuestro despacho hacéis mucho más que marcas y diseños ¿no?

Bueno, hay que decir que en el despacho no sólo estoy yo, sino que también está Inma (Gonzalez) a la que conocéis perfectamente. Inma tiene una práctica mucho más amplia que yo, y sí que sabe patentes. Hace también franquicia, protección de datos, IT, etc. Por lo tanto, nosotros tocamos estos temas de forma tangencial a las marcas, y se ocupa Inma. El resto de despacho realmente es marcas, diseños y lo que lo rodea.

Cambiando un poco de tema, cuéntanos cual fue tu primer contacto con el Magister y si todavía sigues en contacto.

¡Sí! Precisamente ayer me comentaban si podíamos hacer más horas el año que viene, para lo cual estaría encantadísima. Siempre soñé retirarme parcialmente y dedicarme a la enseñanza, porque es una cosa que me encanta. Quiero mantener el contacto con el Magister, porque espero hacer mucho más en el futuro, aunque en este momento es difícil.

Mi primer contacto con el Magister -estoy casi segura- fue a través de Alexander von Mühlendahl, que me presentó a Manolo Desantes –a quien ahora considero un amigo-. Esto fue en el 1995, en el primer o segundo año de vida del Magister. ¿Tú estuviste en la primera, Gilberto?

No, Verena, yo soy bastante más joven, yo soy de la séptima (todos ríen).
¿Cómo ves el Magister ahora? ¿Cómo lo has visto evolucionar?

Yo creo que se ha españolizado un poco a lo largo de los años, en el sentido del idioma más que nada. Creo que son muchas las clases que se dan en español, y hay algunos que sufren un poquito.

“es muy complicado encontrar a un antiguo alumno [del Magister Lvcentinvs] que no esté trabajando”

A su vez se ha abierto a más módulos, cosa que está muy bien. Además, los estudiantes pueden elegir hacer varios módulos o sólo uno, cosa que da la posibilidad a estudiantes que no pueden permitirse estar todo un año estudiando, de hacerlo poco a poco. Además, lo que me llama la atención es que es muy complicado encontrar a un antiguo alumno que no esté trabajando, lo que es un dato muy importante. Esto lo diferencia con creces de otros masters, al margen de que sea un máster bien organizado y la gente muy feliz y contenta. El MIPLC, por ejemplo, es “muy de patentes”. 

¿Crees que el Magister es “muy de marcas” o crees que está compensado?

Muchas veces he comentado que, en relación con el MIPLC, en el Magister ven más marcas, lo que permite tener una visión más amplia y darle un ámbito especial a las marcas. Además, hay pocos masters que dan tanta importancia a las marcas, lo que creo que es muy importante.

¿Cuál crees que es la seña de identidad del Magister Lvcentivns?

Es muy difícil para mí hablar del programa académico, porque no lo conozco en profundidad. La clave creo que es que da una formación que sirve para la vida profesional, sin comparar con otros masters de PI. Parece que sale gente que encuentra su camino y trabajo con base en la educación que recibe, es decir, una formación profesional para profesionales.

¿Sigues algún blog de marcas, como Lvcentinvs o IPKat?

Sí, sigo Lvcentinvs eventualmente, aunque fundamentalmente leo en inglés, más incluso que en alemán. También sigo IPKat, aunque me enfado porque no estoy del todo de acuerdo en ocasiones. Creo que, en general, debería eliminarse la publicidad y el interés profesional de los blogs por completo, al margen de la experiencia profesional. Luego también sigo, nolens volens, Kluwer Trademark Law porque soy coeditora. Cuando empezamos el nuevo despacho también tenía la idea de abrir una nueva sección de “news y development”, pero como siempre, es tan difícil que no puedes centrarte en hacer tantas cosas. 

Unas preguntas más personales: dentro del mundo de la PI, ¿con qué personas te sentarías a tomarte “unas chelas” (cervezas)?

Con vosotros (ríen). Bueno, aparte de vosotros, con Alexander von Mühlendahl, con el que aún me siento a hacerlo. Habría muchísimos más: amigos, clientes, socios actuales y antiguos…, pero cuando pienso en el “mundo PI”, Alexander es el número uno. 

Y si tuvieras que tomarte “otras chelas” con alguien que no fuera de la IP, ¿con quién te irías?

Me gustaría irme con María Estuardo, Reina de Escocia, coetánea de Isabel, que luego fue encarcelada y degollada. Fue impresionante. En la historia, son tan pocas las mujeres, que destacan mucho, y es muy interesante mencionarlas.

¿Cómo ves el planeta ahora tú que eres una medioambientalista “interrumpida”? Es un tema interesante por cómo cambiará la cosa por la necesidad de cambiar el sistema ecológico mundial.

Hasta que no obliguen a la muchedumbre, no pasará nada. Una puede hacer esfuerzos a pequeña escala, pero desaparecen detrás de la contaminación industrial. Por mucho menos que conduzcamos, mientras en otros pueblos empiezan a hacer lo que nosotros hacíamos hace cincuenta años en relación con la industria, no habrá mejora. Hasta que no ocurran catástrofes cada vez peores, no habrá cambio. Yo utilizo la bicicleta para mantenerme en línea, pero también por no contaminar, aunque mi casa esté a 10 km del despacho. Esto mismo intento inculcar a mi hija cuando está mucho tiempo en la ducha.

Esta entrevista ha sido generosamente transcrita por Rubén Cano, alumno del Magíster Lvcentinvs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.