Parece que fue ayer cuando publicamos la última reseña jurisprudencial, pero no, hace semanas que esta sección estaba algo olvidada, pero hoy la retomamos y con el propósito de publicar con más frecuencia que antes.

Y dado que el 2017 ha empezado bastante movido en Luxemburgo, empezamos con las interesantes sentencias y conclusiones emitidas durante el pasado mes de enero:

Conclusiones AG, de 12 de enero de 2017, asunto C-617/15 (Marca UE)

Interesante asunto que deviene de la cuestión prejudicial planteada ante el Tribunal de Marcas Comunitarias de Düsseldorf dentro del conflicto existente entre Hummel Holdings y 2 filiales del grupo Nike (Nike Retail B.V. y Nike Fráncfort), por la infracción de una marca figurativa internacional con efectos en la UE.

La cuestión planteada por el Tribunal se refiere a determinar si una sociedad jurídicamente independiente establecida en la UE, que es filial de 2º grado de una empresa que no tiene su sede en la UE, es un “establecimiento” de dicha empresa.

El AG propone al TJ que responda a dicha cuestión así:

«En circunstancias tales como las del litigio principal, una filial de segundo grado jurídicamente independiente, que tiene su sede en un Estado miembro de la Unión Europea, de una empresa que no tiene su sede en la Unión Europea debe considerarse un “establecimiento” de dicha empresa en el sentido del artículo 97, apartado 1, del Reglamento (CE) n.º 207/2009 del Consejo, de 26 de febrero de 2009, sobre la marca comunitaria, si esa filial de segundo grado jurídicamente independiente es un centro de operaciones que, en el Estado miembro en el que está situado, se manifiesta de modo duradero hacia el exterior como una prolongación de la casa matriz del tercer Estado

STG, de 17 de enero de 2017, asunto T-225/15 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca “Medialbo” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “MediaLB”.

STG, de 17 de enero de 2017, asunto T-54/16 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca “NETGURU” por carecer de carácter distintivo y ser descriptiva de los productos y servicios solicitados (clases 9,35,37, 38, 41 y 42).

STJUE, de 18 de enero de 2017, asunto C-427/15 (Marca UE)

Interesante sentencia relacionada con el uso no autorizado de una marca (MegaBabe) por otra empresa. Tras el reconocimiento judicial de la infracción a dicha marca, se interpuso un nuevo procedimiento requiriendo información sobre el origen y las redes de distribución de las mercancías identificadas con la marca infringida.

El Tribunal de Justicia declaró que:

El artículo 8, apartado 1, de la Directiva 2004/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual, debe interpretarse en el sentido de que es aplicable a una situación, como la que es objeto del litigio principal, en la que, tras la conclusión definitiva de un procedimiento que declaró la existencia de una infracción de un derecho de propiedad intelectual, un demandante solicita, en un procedimiento autónomo, información sobre el origen y las redes de distribución de las mercancías o de los servicios que infringen este derecho.

STG, de 18 de enero de 2017, asunto T-64/16 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca figurativa “TASTY PUFF” por carecer de carácter distintivo y ser descriptiva de los productos y servicios solicitados (clase 34).

STG, de 19 de enero de 2017, asunto T-701/15 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca figurativa “LUBELSKA” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “LUBECA”.

STG, de 19 de enero de 2017, asunto T-399/15 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca solicitada por existir riesgo de confusión con la marca anterior:

STG, de 24 de enero de 2017, asunto T-258/08 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca “DIACOR” por existir riesgo de confusión con la marca figurativa anterior “DIACOL PORTUGAL”.

STG, de 24 de enero de 2017, asunto T-96/16 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca figurativa “STRONG BONDS. TRUSTED SOLUTIONS” por carecer de carácter distintivo.

STJUE, de 25 de enero de 2017, asunto C-367/15 (Marca UE)

Interesante sentencia relacionada con la vulneración de los derechos de propiedad intelectual y al cálculo de la indemnización por daños y perjuicios. El asunto deviene del conflicto existente en Polonia entre la entidad de gestión colectiva de derechos de autor en Polonia, la SFP, y una empresa que emite programas de televisión a través de cable, la OTK, por el pago de la remuneración pactada entre las partes por el uso de los derechos de autor gestionados por la SFP.

El Tribunal Supremo de Polonia planteó la siguiente cuestión prejudicial:

«¿Puede interpretarse el artículo 13 de la Directiva 2004/48 en el sentido de que el titular de derechos patrimoniales de autor que han sido vulnerados tiene la posibilidad de solicitar la reparación del daño que se le ha ocasionado con arreglo a los principios generales en la materia o bien, sin necesidad de demostrar el perjuicio y el nexo de causalidad entre el hecho que originó la vulneración de los derechos de autor y el perjuicio sufrido, de exigir el pago de una cantidad correspondiente al doble o, en el caso de una vulneración culposa de los derechos de autor, al triple de la remuneración adecuada, a pesar de que el artículo 13 de la Directiva 2004/48 establece que el órgano jurisdiccional resolverá sobre la indemnización por daños y perjuicios teniendo en cuenta los aspectos mencionados en el artículo 13, apartado 1, letra a), y, sólo como alternativa a lo anterior, que podrá fijar los daños y perjuicios, cuando proceda, mediante una cantidad a tanto alzado sobre la base de los elementos mencionados en el artículo 13, apartado 1, letra b), de aquélla? ¿Es posible, conforme al artículo 13 de la Directiva 2004/48, conceder una indemnización a tanto alzado por daños y perjuicios, a solicitud de la parte afectada, cuyo importe esté predefinido y constituya el doble o el triple de la remuneración adecuada, teniendo en cuenta que el considerando 26 de la exposición de motivos de dicha Directiva señala que el objetivo de la misma no es instaurar indemnizaciones punitivas?»

Una vez analizado el caso, el Tribunal de Justicia declaró que:

El artículo 13 de la Directiva 2004/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual, debe interpretarse en el sentido de que no se opone a una normativa nacional, como la controvertida en el litigio principal, con arreglo a la cual el titular de un derecho de propiedad intelectual vulnerado puede solicitar a la persona que ha vulnerado dicho derecho, bien la reparación del perjuicio sufrido, tomando en consideración todos los aspectos pertinentes del caso de que se trate, bien, sin que ese titular tenga que demostrar el perjuicio efectivo, el pago de una cantidad correspondiente al doble de la remuneración adecuada que se habría debido abonar por la autorización para utilizar la obra afectada.

STG, de 25 de enero de 2017, asunto T-325/15 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se aceptó el registro de la marca impugnada al no existir riesgo de confusión con las marcas anteriores:

STG, de 25 de enero de 2017, asunto T-187/16 (Marca UE)

El Tribunal General desestimó correctamente el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se aceptó el registro de la marca “LITU” al no existir riesgo de confusión con la marca anterior “PITU”.

Conclusiones AG, de 25 de enero de 2017, asunto C-437/15 P (Marca UE)

El asunto en cuestión deviene del recurso de casación interpuesto por la EUIPO en contra de la decisión emitida por el TG en el asunto T-222/14, en la cual el Tribunal anuló la decisión de la EUIPO por haber cometido un error en su motivación respecto al rechazo de la marca solicitada que se reproduce a continuación:

El Abogado General recomienda al Tribunal que desestime el recurso de la EUIPO y la condene al pago de las costas.

STG, de 26 de enero de 2017, asunto T-88/16 (Marca UE)

Tras más de 11 años de conflicto, llega la tercera sentencia del Tribunal General sobre el mismo caso (ver T-222/09 y T-106/12). En esta ocasión, el Tribunal desestimó el recurso del solicitante confirmándose por tanto la decisión de la EUIPO en la que se rechazó el registro de la marca “ALPHAREN” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “ALPHA D3”. ¿¿Final??

STG, de 31 de enero de 2017, asunto T-130/16 (Marca UE)

El Tribunal estimó el recurso del solicitante y anuló la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la EUIPO (asunto R1933/2015-2). El Tribunal consideró que la Oficina evalúo de forma errónea el carácter distintivo de la marca figurativa solicitada:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.