El Derecho de las Tecnologías de la Información y la comunicación (Derecho TIC)  no puede considerarse como una rama jurídica con autonomía propia. Así lo afirman en las primeras líneas de la introducción de Derecho TIC – Derecho de las tecnologías de la información y la comunicación, Valencia (Tirant lo Blanch, 2016), Aurelio López-Tarruella y Carmen García Mirete, poniendo de manifiesto que sin la necesaria concurrencia de otras disciplinas (jurídicas y no jurídicas)  ninguna persona puede considerarse como «experto en Derecho TIC».

Esta declaración de principios del Director y Coordinadora del texto, respectivamente, nos anuncia lo que es el contenido de este manual coral, escrito en colaboración por quince autores, manifestado en su hilo conductor configurado por el bloque normativo que regula las actividades que tienen lugar a través de Internet. Además, con celo bibliográfico reconocen algunos hitos previos (vgr. Pedro de Miguel y Miguel Peguera) y dejan constancia que los materiales han sido seleccionados en el contexto del Módulo de Derecho TIC del Magister Lvcentinvs que lo cobija. Ese ha sido su hábitat natural de germinación y de ahí su carácter bilingüe (inglés – español).

La edición, además, tiene la virtud de estar disponible tanto en formato papel, como electrónico, circunstancia que elimina las restricciones  territoriales aparejadas a la distribución tradicional. De ahí que sea una buena opción de compra para los interesados en América Latina (donde, por otro lado, la editorial Tirant lo Blanch también tiene presencia física).

En cuanto al fondo, se trata en esencia de un manual, y en tal sentido compendia lo más sustancial de la materia TIC con la mira de ser una prolongación de los asuntos que suelen llevar los despachos especializados en Derecho privado. Desde esa perspectiva, su enfoque se dirige eminentemente a los prácticos, con el fin de hacer un repaso general de las cuestiones que mayor curiosidad pueden despertar a los interesados y servir de material introductorio para avanzar con paso seguro en otros frentes de investigación tan actuales y especializados como las criptomonedas o el Internet de las cosas. En definitiva, es un texto de fundamentos básicos.

Este camino fundamental se recorre en catorce capítulos, algunos de los cuales están directamente escritos en inglés (y en ese sentido puede decirse que es un libro bilingüe), dejando patente su vocación internacional. Además, entre los autores se pueden encontrar algunos provenientes de la academia, otros del ejercicio profesional y voces especializadas del sector informático.

Los capítulos son breves, y permiten una rápida introducción en los temas respectivos, estableciendo las bases para una profundización. La mayoría de ellos contienen referencias doctrinarias como jurisprudenciales (vgr. Capítulos 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 11, 12, 13 y 14

Siguiendo el criterio del idioma, los capítulos en español, son los siguientes: Fundamentos técnicos y organizativos de Internet (Capítulo 1, por Alejando Bia y Aurelio López-Tarruella); El Sistema de nombres de dominio y sus aspectos jurídicos (Capítulo 2, Albert Agustinoy);  Los prestadores de servicios en Internet y la normativa sobre responsabilidad (Capítulo 3, por Miguel Peguera); Infracción de marca en Internet (Capítulo 4, por Juan Luis Gracia, Ernesto Cebollero y Valentina Torelli); El Derecho Autor en el entorno digital (Capítulo 6, por Raquel Evangelio y Julián López); Protección del consumidor en el entorno digital (Capítulo 8, por Aurelio López-Tarruella); El régimen jurídico de la firma y el sello electrónicos (Capítulo 10, por Ignacio Alamillo); y Aspectos de Derecho Internacional Privado de las relaciones jurídicas en Internet (Capítulo 14, por Aurelio López-Tarruella y Carmen García).

Por su parte, en inglés, el manual cuenta con los siguientes temas: Patents and standards in the telecomunication industry (Capítulo 5, por Claudia Tapia); Business-to-business contracts and electronic marketplaces (Capítulo 7, por Teresa Rodríguez de las Heras); Electronic payment services (Capítulo 9, por Teresa Rodríguez de las Heras); Software protection and licensing (Capítulo 11, por Malcolm Bain); Service contracts in the information technology sector (Capítulo 12, por Malcolm Bain); y Personal data protection (Capítulo 13, por Cecilia Álvarez).

Esperamos que este aporte a la manualística jurídica de la mano de Tirant lo Blanch y de la escuela de Alicante sembrada por el Magister Lvcentinvs (y que muy pronto contará con un Programa de Doctorado europeo con sus socios de EIPIN), sea uno de muchos que compendien los fundamentos básicos con mirada interdisciplinar de bloques normativos que regulan aspectos tan contemporáneos como las relaciones a través de medios tecnológicos en un contexto global de la sociedad del conocimiento.

1 Comentario

  1. Libro que tardaré un par de días en adquirir! Por cierto, existe alguna edición actualizada de tu libro El comercio con China? Es que últimamente el gigante asiático da tantas vueltas que nos marea a todos!

    Aunque es evidente, vuestro blog es excepcional, enhorabuena todo el equipo que formáis Lucentinus!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.