En capítulos anteriores de «Jurisprudenciaville»… El 2015 se acabó (Volumen I)

Seguimos ahora con el desenlace final del pasado año. ¿Conseguirá la marca BICE acceder al tan ansiado registro?

STG, de 10 de diciembre de 2015, asunto T-690/14 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó parcialmente el recurso del solicitante de la nulidad y anuló en parte la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la OAMI (asunto R2100/2013-2). El Tribunal considera que la OAMI también debió decretar la cancelación de la marca impugnada (VIETA) respecto a los “aparatos para la reproducción de sonidos e imágenes”.

STG, de 11 de diciembre de 2015, asunto T-751/14 (Marca Comunitaria)

El Tribunal desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca “HIKARI” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “HIKARI”, a pesar del bajo grado de similitud existente entre los productos (arroz v. sopa miso)

STG, de 15 de diciembre de 2015, asunto T-63/15 (Marca Comunitaria)

El Tribunal desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca de posición que se reproduce a continuación por carecer de carácter distintivo.

T-63-15

STG, de 15 de diciembre de 2015, asunto T-64/15 (Marca Comunitaria)

El Tribunal desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca de posición que se reproduce a continuación por carecer de carácter distintivo.

T-64-15

STG, de 15 de diciembre de 2015, asunto T-83/14 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “ARTHUR ET ASTON” al no existir riesgo de confusión con la marca anterior “ARTHUR”.

El quid del asunto radico en el uso efectivo que el oponente había hecho de la marca anterior, pues tanto el Tribunal como la OAMI consideraron que la marca no había sido objeto de un uso efectivo, puesto que la oponente había usado la marca de una manera que altera su carácter distintivo.

T-83-14

El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “RED RIDING HOOD” al no existir riesgo de confusión con la marca anterior “ROTKÄPPCHEN”.STG, de 16 de diciembre de 2015, asuntoT-128/15 (Marca Comunitaria)

A pesar de que ambas marcas hacen referencia al mismo cuento (“Caperucita Roja”) en distinto idioma, el Tribunal y la OAMI consideraron que no es posible que exista riesgo de confusión dado que los consumidores no conocen el nombre del cuento en otro idioma que no sea el suyo.

STG, de 16 de diciembre de 2015, asunto T-356/14 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó parcialmente el registro de la marca “KERASHOT” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “KERASOL” (fig.).

STG, de 16 de diciembre de 2015, asuntos acumulados T-381/13 y T-382/13(Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó los recursos del solicitante y anuló las resoluciones de la Primera Sala de Recurso de la OAMI (asuntos R427/2012-1 y R430/2012-1). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea el carácter distintivo de los signos solicitados (“DAISY” y “MARGARITAS”). Por lo tanto, los signos si pueden ser registrados para parte de los productos solicitados (clase 30).

STG, de 16 de diciembre de 2015, asunto T-491/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca  al no existir riesgo de confusión con las marcas anteriores, puesto que las marcas solo coinciden en la denominación descriptiva ‘PURE’:

T-491-13

STG, de 17 de diciembre de 2015, asunto T-79/15 (Marca Comunitaria)

El Tribunal desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó parcialmente el registro de la marca figurativa que se reproduce a continuación por ser descriptiva y carecer de carácter distintivo.

T-79-15

STG, de 17 de diciembre de 2015, asuntoT-624/14 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante de la nulidad, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “BICE” al no existir riesgo de confusión con la marca anterior “1926 BiCE RISTORANTE” (fig.).

Durante el procedimiento ante la OAMI, el solicitante no acreditó fehacientemente el uso genuino de la marca figurativa anterior:

Y el año se cerró con las

Conclusiones del Abogado General, de 17 de diciembre de 2015, en el asunto C-163/15 (Marca Comunitaria)

El asunto deviene de un  litigio en Alemania en relación con una acción por violación de una marca comunitaria.

Las cuestiones prejudiciales planteadas al TJUE son:

1)  ¿Se opone el artículo 23, apartado 1, primera frase, del [Reglamento], al ejercicio de derechos por violación de una marca comunitaria por parte de un licenciatario no inscrito en el Registro […]?

2) En caso de respuesta afirmativa a la primera cuestión, ¿se opone el artículo 23, apartado 1, primera frase, del [Reglamento] a una práctica jurídica nacional conforme a la cual el licenciatario puede ejercitar por representación los derechos del titular de la marca contra el infractor?»

Y el AG recomienda al Tribunal responder de la siguiente manera:

1) El artículo 23, apartado 1, primera frase, del Reglamento (CE) nº 207/2009 del Consejo, de 26 de febrero de 2009, sobre la marca comunitaria no se opone a que el titular de una licencia que no está inscrita en el registro de marcas comunitarias ejercite una acción por violación de una marca comunitaria.

2) Dado que solo se ha planteado en caso de que se responda afirmativamente a la primera cuestión prejudicial, no procede responder a la segunda cuestión prejudicial.

Y con estas reseñas concluimos con las sentencias del 2015, dentro de poco volveremos ya con las sentencias que nos deparará este 2016.

Compartir
Artículo anteriorLa herencia de Bowie
Artículo siguienteBig Data, IoT y viejos clásicos del rock
Gilberto Macias
IPholic, apasionado de todo lo que gira alrededor de la Propiedad Industrial e Intelectual. Abogado en Clarke, Modet & Co. en Alicante, especializado en temas de marcas y diseños comunitarios. Profesor del Magister Lvcentinvs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.