Y después del empacho de TPP que me he dado en las dos últimas semanas, volvemos, como diría Gilberto, con más y más y más jurisprudencia del Tribunal de Justicia. La víctima en este caso ha sido una de sus predilectas, el Derecho de Comunicación al Público.

La Sentencia del Tribunal de Justicia de 19 de noviembre de 2015 en el Asunto C-325/14 “SBS Belgium” analiza si el método de difusión a través de “introducción directa” implica comunicación al público en algún momento previo a la transmisión a los abonados de los canales de TV.

Hechos

De un lado y con calzón rojo “SBS Belgium”, un organismo de radio difusión comercial, al otro, con calzón azul, muchas peleas y algunas victorias, “SABAM” una entidad de gestión colectiva belga. Arbitra el hof van beroep te Brussel (tribunal de apelación de Bruselas) que es quien plantea la Cuestión Prejudicial.

SBS Belgium difunde sus emisiones mediante la técnica de la “introducción directa” que consiste en un proceso en dos fases:

– En primer lugar, SBS transmite por línea privada (y sin posibilidad de acceso por parte de los abonados) la señal a sus distribuidores.

– En una segunda fase son los distribuidores los que transmiten dicha señal, codificada o no a sus usuarios.

La SABAM, considerando que SBS realiza un acto de Comunicación al Público, reclama judicialmente el pago de una indemnización, que es concedida en primera instancia mediante resolución del rechtbank van koophandel te Brussel, frente a la cual SBS recurre en Apelación, motivando la siguiente:

Cuestión Prejudicial

¿Supone un acto de comunicación al público en el sentido del artículo 3 de la Directiva 2001/29 la transmisión de una señal a través del sistema de introducción directa?

Decisión

En primer lugar el TJUE reitera que para que se produzca un acto de comunicación al público han de concurrir dos elementos: el acto de comunicación y que este se dirija a un público (STJUE en el Asunto C-466/12 “Svensson”).

Asimismo, también reafirma que el acto de comunicación al público consiste en toda transmisión al público, independientemente del medio (STJUE en los Asuntos acumulados C‑403/08 y C‑429/08 “Football Association”).

El TJUE entiende que la transmisión que se hace en la primera fase del proceso no constituye una comunicación al “público”, sino a un grupo de profesionales. Lo cual no precluiría que en determinados supuestos dichos profesionales se consideraran “público”, como en el caso de un establecimiento hotelero.

Sin embargo, no es el caso en el presente supuesto, ya que los distribuidores no constituyen un público nuevo, sino que el único público está formado por el conjunto de abonados de los distribuidores.

La salvedad que introduce el TJUE, sería el supuesto en el que los distribuidores actuasen como meros medios técnicos (en el sentido de la anteriormente mencionada STJUE en los Asuntos acumulados C‑403/08 y C‑429/08 “Football Association”).

En ese caso, se produciría entre el organismo de radiodifusión y los abonados de los distribuidores un verdadero acto de comunicación pública sometido a autorización del titular de los Derechos de Autor.

Eleonora ha escrito (más o menos con mi mismo nivel de entusiasmo por la Decisión) al respecto en el IP Kat aquí.

Buen fin de semana.

Compartir
Artículo anteriorMadrid no es París, pero porque no quiere
Artículo siguientePost invitado: Registro de signos táctiles a nivel andino
Vicente Zafrilla
Tras abandonar Alicante, Vicente es nuestro hombre en Munich, donde se encuentra haciendo su doctorado con una beca de programa EIPIN IS (H2020- Marie Skłodowska-Curie Action), desde donde nos mantiene al día de lo que ocurre en el otro centro de la PI europeo, por lo demás, continúa compatiendo con nosotros alguna de sus otras aficiones como la Competencia Desleal, el rugby o el llevar la contraria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.