El pasado 6 de octubre, que pasará a la historia por ser el día de la publicación de la Sentencia Schrems, que confirmaba lo que había dicho el Abogado General (acerca de lo cual podéis leer mucho y bueno, aquí, por gentileza de Aurelius.) se publicó la STJUE de 6 de octubre de 2015 en el Asunto C-471/14, Seattle Genetics.

Sepultada mediáticamente por la avalancha que supuso la publicación de su hermana melliza, la Sentencia es una deliciosa muestra de la guerra de trincheras, en un tira y afloja con la letra de la Ley, que lleva a cabo la industria farmacéutica y no merece más de unas breves líneas.

El supuesto versa sobre un litigio relativo a la fecha que se ha de tener en cuenta la hora de entender concedida una Autorización de Comercialización, si la fecha de adopción de la decisión o su fecha de notificación al interesado. Como el lector ya sabe, las dilaciones en la concesión de la AC inciden en la duración de la CCP de un fármaco patentado.

En el caso concreto, la diferencia era de CINCO (5) días, los que transcurrieron entre el 25 de octubre de 2012, fecha en que se concedió la AC y el 30 de octubre de 2012, fecha en que se notificó.

El Oberlandesgericht Wien plantea las siguientes cuestiones:

  1. La fecha de la primera AC ¿se ha de determinar de acuerdo con el Derecho de la Unión?
  2. En tal caso, cual es la fecha que se ha de tener en cuenta ¿la de la autorización o la de notificación?

El TJUE contesta afirmativamente a la primera pregunta, y luego, con un razonamiento que llevaría a un administrativista a tirarse de los pelos confirma que la fecha a tener en cuenta es la fecha de notificación.

Y es que, aún cuando veinte años no es nada, cinco días pueden ser mucho (en la industria farmacéutica).

Compartir
Artículo anteriorPantone No 18-1663 TP
Artículo siguienteTPP, las Asambleas OMPI y otra consulta de la Comisión Europea
Vicente Zafrilla
Tras abandonar Alicante, Vicente es nuestro hombre en Munich, donde se encuentra haciendo su doctorado con una beca de programa EIPIN IS (H2020- Marie Skłodowska-Curie Action), desde donde nos mantiene al día de lo que ocurre en el otro centro de la PI europeo, por lo demás, continúa compatiendo con nosotros alguna de sus otras aficiones como la Competencia Desleal, el rugby o el llevar la contraria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.