Después de una ausencia más larga de lo deseado, aprovechándonos de que los Tribunales de Luxemburgo han estado disfrutando del caluroso verano, volvemos a la carga con la misión de ponernos al día con las reseñas de las diversas sentencias y conclusiones emitidas durante los pasados meses de junio y julio.

Evidentemente son muchas, por lo que iremos publicando diferentes entradas en los próximos días:

STG, de 3 de junio de 2015, asunto T-448/13 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó el recurso del titular de la marca, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se cancela parcialmente el registro de la marca “ESSENCE” por carecer de carácter distintivo y ser descriptiva para parte de los productos para los que está registrada en clase 3.

STG, de 3 de junio de 2015, asunto T-604/13 (Marca Comunitaria)
El Tribunal estimó el recurso del oponente y anuló la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la OAMI (asunto R1538/2012-2). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los signos enfrentados (101 v. 501). Por lo tanto, toda vez que ambas marcas cubren productos idénticos, si existe riesgo de confusión entre ambas marcas.

STG, de 3 de junio de 2015, asunto T-559/13 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “GIOVANNI GALLI” (fig.) al no existir riesgo de confusión con la marca anterior “GIOVANNI”.

STG, de 3 de junio de 2015, asunto T-273/14 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó el recurso del propietario de la marca, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se canceló parcialmente el registro de la marca “LITHOFIX” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “LITHOFIN”.

STG, de 3 de junio de 2015, asuntos acumulados T-544/12 y T-546/12 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó los recursos del propietario de las marcas, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se canceló el registro de las marcas “PENSA” y “PENSA PHARMA” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “PENTASA”.

* Aunque bastante larga la decisión (162 apartados), recomiendo su lectura pues engloba distintos puntos de interés, como por ejemplo el valor y alcance que tiene un acuerdo de coexistencia previo entre las partes y/o la coexistencia de las marcas en 2 Estados Miembros.

STG, de 4 de junio de 2015, asunto T-140/14 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca “gel nails at home” por ser descriptiva y carecer de carácter distintivo.

STG, de 4 de junio de 2015, asunto T-254/13 (Marca Comunitaria)
El Tribunal estimó parcialmente el recurso del solicitante y anuló de forma parcial la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la OAMI (asunto R2196/2011-2). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los productos que identifican los signos enfrentados (STAYER v. STAYER). Por lo tanto, aún y cuando las marcas comparten la misma denominación, existen diferencias entre algunos de los productos, por lo tanto no existe riesgo de confusión respecto a los productos no similares.

STG, de 4 de junio de 2015, asunto T-222/14 (Marca Comunitaria)
El Tribunal estimó el recurso del solicitante y anuló la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la OAMI (asunto R1250/2013-2). El Tribunal ha considerado que la OAMI no evalúo correctamente todos y cada uno de los productos solicitados en relación con el carácter distintivo que el signo solicitado (DELUXE) puede tener sobre ellos.

STG, de 4 de junio de 2015, asunto T-562/14 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se denegó parcialmente el registro de la marca “YOO” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “YO”.

STG, de 10 de junio de 2015, asunto T-514/13 (Marca Comunitaria)
El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “AGRI.CAPITAL” al no existir riesgo de confusión con la marca anterior “AGRICAPITAL”, toda vez que aunque identifican servicios de la misma clase 36 estos son diferentes (servicios bancarios vs servicios inmobiliarios).

Conclusiones AG, de 11 de junio de 2015, asunto C-215/14 (Marcas)
La petición de decisión prejudicial se ha planteado en el marco de un litigio entre Société des Produits Nestlé SA y Cadbury UK Ltd respecto al registro en el Reino Unido de un signo tridimensional que representa “la forma de un barquillo cubierto de chocolate compuesto por cuatro barras”, i.e. la famosa forma del chocolate de Nestle “Kit-Kat”.

El AG propone al TJUE responder las cuestiones prejudiciales de la siguiente forma:

1) El solicitante del registro no puede contentarse con demostrar que los sectores interesados reconozcan la marca cuyo registro se solicita y la asocien a sus productos y servicios. Debe aportar prueba de que la mera marca cuyo registro se solicita indica el origen exclusivo de los productos o los servicios de que se trata frente a cualquier otra marca que pueda estar también presente, sin confusión posible.

2) El artículo 3, apartado 1, letra e), de la Directiva 2008/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2008, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas, debe interpretarse en el sentido de que se opone al registro de una forma como marca cuando contiene tres características esenciales, de las que una resulta de la propia naturaleza del producto y las otras dos son necesarias para la obtención de un resultado técnico, siempre que al menos una de las mencionadas causas se le aplique plenamente.

3) El artículo 3, apartado 1, letra e), inciso ii), de la Directiva 2008/95 debe interpretarse en el sentido de que se opone al registro como marca de una forma que es necesaria para la obtención de un resultado técnico no sólo a la luz del modo en que funcionan los bienes, sino también del modo en que se fabrican.

Conclusiones AG, de 11 de junio de 2015, asunto C-572/13 (Derechos de Autor)
La petición de decisión prejudicial se ha planteado en el marco de un litigio relacionado con la importación de aparatos ‘multifunción’ (impresora-copiadora-fax) y el pago de la compensación equitativa por razón de la excepción de reprografía.

El AG propone al TJUE responder las cuestiones prejudiciales de la siguiente forma:

1) El artículo 5, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, debe interpretarse en el sentido de que no impone pero permite a los Estados miembros implantar un sistema de percepción de un canon, destinado a financiar la compensación equitativa que resulta de la excepción de reprografía de dicha disposición, sobre las impresoras multifunción y su utilización, que diferencie según la condición de la persona que utilice esas impresoras o la finalidad con que las utilice siempre que, por una parte, la compensación guarde proporción con el perjuicio causado a los titulares de derechos por el establecimiento de esa excepción y que, por otra parte, la diferenciación se base en criterios objetivos, transparentes y no discriminatorios.

2) El artículo 5, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que no se opone, en principio, a una legislación nacional, como la controvertida en el litigio principal, que, con el fin de financiar la compensación equitativa debida por razón de la excepción de reprografía en virtud de esa disposición, establezca:

el cobro a los fabricantes, importadores o adquirentes de equipos y aparatos de reprografía de una remuneración a tanto alzado por la comercialización de dichos bienes, siempre que, primero, esa remuneración se recaude de manera coherente y no discriminatoria; segundo, los obligados al pago puedan repercutir el importe debido a los usuarios de esos equipos y aparatos, y, tercero, el importe de la remuneración guarde proporción con la magnitud del perjuicio potencial que la referida comercialización puede causar a los titulares de derechos, extremo que corresponderá comprobar al órgano jurisdiccional remitente; o bien.

el cobro a las personas físicas o jurídicas que utilicen los equipos y aparatos de reprografía para reproducir obras protegidas o, liberando a las primeras, a quienes pongan esos equipos y aparatos a disposición de terceros, de una remuneración proporcional determinada multiplicando el número de reproducciones realizadas por una o varias tarifas siempre que, primero, esa remuneración se recaude de manera coherente y no discriminatoria, y que, segundo, la diferenciación de tarifas que se aplique se base en criterios objetivos, razonables y proporcionados, extremo que corresponderá comprobar al órgano jurisdiccional remitente.

En cambio, el artículo 5, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que se opone a una legislación nacional, como la controvertida en el litigio principal, que, con el fin de financiar la compensación equitativa debida por razón de la excepción de reprografía en virtud de esa disposición, imponga el cobro, sucesivo y cumulativo, a una misma persona, de una remuneración a tanto alzado, por la adquisición de un equipo o aparato de reprografía, y de una remuneración proporcional, por la utilización de dichos bienes para reproducir obras protegidas, sin tener en cuenta en la práctica, para el pago de la remuneración proporcional, el importe ya abonado en concepto de la remuneración a tanto alzado o sin prever la posibilidad de que la persona en cuestión pueda obtener el reembolso o la deducción de la remuneración a tanto alzado ya satisfecha.

3) El artículo 5, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que se opone a que los Estados miembros atribuyan una parte de la compensación equitativa establecida en esa disposición a los editores de las obras creadas por los autores, sin que los primeros estén obligados a hacer partícipes, siquiera indirectamente, a los segundos de esa parte.

Sin embargo, la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que no se opone a que los Estados miembros instauren una remuneración específica en beneficio de los editores, destinada a compensar el perjuicio que estos últimos puedan sufrir como consecuencia de la comercialización y la utilización de equipos y aparatos de reprografía, siempre que la percepción y el abono de esa remuneración no se hagan en detrimento de la compensación equitativa debida a los autores en aplicación de las letras a) y b) del artículo 5, apartado 2, de la Directiva 2001/29. Corresponderá al órgano jurisdiccional remitente realizar las comprobaciones necesarias a este respecto.

4) El artículo 5, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que se opone a que los Estados miembros implanten un sistema de percepción de la compensación equitativa que pueda cubrir la copia de partituras y de reproducciones ilícitas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.