Post invitado: variedades vegetales e indemnización razonable

0
357

**Artículo preparado para Lvcentinvs por Magali Contardi, ex-alumna del Magister Lvcentinvs**

El pasado mes de junio, el TJUE estableció los requisitos necesarios a fin de acogerse a la excepción prevista en el artículo 14 del Reglamento(CE) 2100/94 de Variedades Vegetales en su STJUE del 25 junio de 2015 en el Asunto C-242/14.

1. Hechos que motivan el Planteamiento de la Cuestión Prejudicial

Saatgut-Treuhandverwaltungs GmbH (en adelante, “STV”) es una asociación de titulares de variedades vegetales que gestiona, entre otros, los derechos del titular sobre la variedad de cebada de invierno Finita. Parte de las actividades de dicha gestión consiste en publicar en su sitio de Internet una lista en la que figuran todas las variedades vegetales protegidas que administra durante las diferentes campañas de comercialización junto a los importes debidos como consecuencia del cultivo de esas variedades y en solicitar a los agricultores que le informen, a través de un específico formulario que ella misma se encarga de distribuir, del eventual cultivo de las variedades vegetales protegidas que administra.

Por otra parte, se encuentra la sociedad agrícola  Gerhard und Jürgen Vogel GbR, cuyos socios no mantienen ninguna relación comercial con STV (en lo sucesivo, “socios Vogel”) y quienes han realizado actos de cultivo relativo a dicha variedad.

La Sociedad STV, en mayo de 2012, requirió a los socios Vogel de proporcionar información en relación al cultivo de la variedad cebada Finita, ya que había tenido el conocimiento que, durante la campaña 2010/2011 dichos socios habían enviado a acondicionar semillas de la variedad en cuestión, entre otros productos

Ante la falta de respuesta a dicho requerimiento, la STV reclamó en julio de 2012, a los socios Vogel el pago de 262,50 euros como importe íntegro del canon por la utilización bajo licencia de semillas de la variedad Finita, en concepto de indemnización del perjuicio sufrido como consecuencia del cultivo encubierto de la variedad protegida. Dado el incumplimiento por parte de los socios Vogel, la STV interpuso un recurso a los fines de obtener la reparación sobre la base del artículo 94, apartado 1 del Reglamento 2100/94.

Como fundamento de su recurso, la STV sostiene lo siguiente:

  • que los socios efectuaron un cultivo “sin estar legitimados para ello”;
  • que los Socios Vogel no pueden acogerse a la excepción prevista en el artículo 14, apartado 1, de dicho Reglamento, por la cuál se autoriza a los agricultores a emplear, en sus propias explotaciones, con fines de propagación en el campo, el producto de la cosecha que hayan obtenido de haber plantado en sus propias explotaciones material de propagación de una variedad que, no este protegida, ya que no han cumplido con la obligación de pagar la remuneración a la que se refiere el mismo artículo 14, apartado 3, cuarto guión, del citado Reglamento.
  • Que el agricultor debe cumplir esta obligación de pago por iniciativa propia antes de la plantación y, en cualquier caso, antes del final de la campaña de comercialización durante la cual se haya realizado el cultivo.

Por su parte, los socios Vogel niegan de el adeudar el importe íntegro del canon de la licencia por la variedad protegida.

Ante ello, el órgano jurisdiccional remitente, el Landgericht Mannheim decidió suspender el procedimiento y plantear al Tribunal de Justicia las siguientes cuestiones prejudiciales:

  1. Si el agricultor que ha utilizado el producto de la cosecha obtenido del cultivo de una variedad protegida debe pagar alguna indemnización razonable antes de la utilización efectiva del producto o la cosecha con fines de propagación en el campo;
  2. En qué plazo está obligado a cumplir la obligación de pago de la remuneración justa debida, para poder acogerse a la excepción a la obligación de obtener la autorización de ese titular.

 

2. La Sentencia del TJUE C-242/14

El Tribunal responde conjuntamente a ambas cuestiones prejudiciales, haciendo una interpretación finalista de la normativa aplicable para preservar un equilibrio razonable entre los intereses legítimos recíprocos de los agricultores y de los titulares afectados.

En primer lugar, el Tribunal recuerda que en línea de principio se requiere la autorización del titular de la protección de una obtención vegetal para la ejecución de operaciones con componentes de una variedad o material cosechado de la variedad en cuestión, en particular, para la producción o reproducción (multiplicación). Como excepción a este principio, no se requiere autorización del titular si el agricultor ha pagado una remuneración justa debida, como consecuencia de dicha utilización, al titular de la protección de la obtención vegetal de que se trata. En consecuencia, el agricultor que no haya pagado tal remuneración no podrá acogerse a la excepción y, necesitará autorización del titular de la variedad protegida para que su actividad de reproducción (multiplicación) no constituya una infracción. Agrega el Tribunal que si se tratase de infracciones cometidas deliberadamente o por negligencia, el agricultor deberá reparar el perjuicio por dicho titular.

En relación al plazo en el que debe hacerse efectivo el pago de la remuneración justa, como bien señala el Tribunal, si bien el texto de la norma dispone puede cumplirse aún después de haber sembrado efectivamente el producto de la cosecha de la variedad protegida, no indica en absoluto el plazo durante el cual ese agricultor está obligado a pagar dicha remuneración, cuando el citado titular no le ha señalado ningún plazo.

Respondiendo a la cuestión prejudicial segunda, el Tribunal rechaza la postura de los socios Vogel según la cual el agricultor podría cumplir dicha obligación sin ninguna limitación temporal y, por lo tanto, acogerse indefinidamente a la excepción prevista en el artículo 14 del Reglamento nº 2100/94. Esto simplemente por la sencilla razón que una interpretación en este sentido privaría de efecto útil a las acciones judiciales establecidas en el mismo Reglamento y además, porque esas acciones funcionan como una garantía para el titular evitando que el agricultor pueda siempre regularizar su situación, incluso después de que el titular de la protección haya descubierto una utilización encubierta de la variedad vegetal protegida. En este sentido, el Tribunal sostiene que únicamente la existencia de un plazo de pago puede garantizar el ejercicio efectivo de dichas acciones.

Teniendo en cuenta que son los titulares de la protección de las obtenciones vegetales los únicos responsables del control y de la vigilancia de la utilización de las variedades protegidas, dependiendo de la buena fe y de la cooperación de los agricultores interesados, el Tribunal sostiene que la falta de plazo determinado de manera precisa entraña el riesgo de alentar a éstos a retardar indefinidamente ese pago con la esperanza de poder eludirlo.

Para determinar el plazo pertinente durante el cuál el agricultor está obligado a cumplir la obligación de pago de la remuneración justa, el Tribunal toma en consideración un plazo que expira al final de la campaña de comercialización durante la cual se produjo dicha utilización, es decir, comienza el 1 de Junio y concluye, como muy tarde, el 30 de junio siguiente a la fecha de resiembra.

Por lo tanto, si el agricultor no realiza el pago dentro de este plazo, debe considerarse que dicho agricultor ha realizado uno de los actos sujetos a autorización del titular, sin estar legitimado para ello, siendo sujeto pasivo de las acciones previstas en el Reglamento.

 

3. Conclusiones

Teniendo en cuenta que la protección de las variedades vegetales constituye, por una parte, la respuesta a los intereses del sector de la industria agrícola y, por otra parte, mira a fomentar el desarrollo de nuevas variedades vegetales y plantas en beneficio para la sociedad, la interpretación dada por el TJUE en el presente asunto claramente busca equilibrar ambos intereses. Así, aún ante la existencia de un sistema que prevé amplias excepciones, el titular de una obtención vegetal no verá diluido su derecho o neutralizadas las acciones que el mismo Reglamento 2100/94 le confiere.

Compartir
Artículo anteriorCumpleaños lvcentino
Artículo siguienteTercera edición del Premio Antonio Delgado
Desde la Asociación de Antiguos Alumnos del Magister Lvcentinvs y la Universidad de Alicante (España), información actualizada sobre los avances en materia de propiedad intelectual y de Derecho internacional privado para juristas europeos e iberoamericanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.