Llega otro fin de semana y aquí está Aurelius para resaltar algunas noticias acaecidas en el mundo de la propiedad intelectual (y que los que nos sigais por e-mail no leereis hasta el lunes)

Adoptada la nueva Acta del Arreglo de Lisboa sobre denominaciones de origen

Si nos seguis en Twitter ya debeis saber que el miercoles noche los negociadores de la Conferencia diplomática llegaron a un acuerdo sobre el texto del Acta de Ginebra sobre el Arreglo de Lisboa sobre denominaciones de origen e indicaciones geográficas y el texto de su Reglamento. De manera muy resumida, el nuevo texto implica la ampliación de la protección convencional a las indicaciones geográficas, la posibilidad de que organizaciones regionales (como la UE) puedan adherirse al tratado, y una revisión del sistema para hacerlo más atractivo a nuevos paises (en la actualidad solo hay 28 estados parte, muchos de los cuales tienen un número mínimo de DOP registradas). Ocurre, sin embargo, que son precisamente algunos terceros Estados (en particular USA, Australia) los que mayores objeciones han puesto al nuevo tratado (por los obstaculos que puede suponer para sus empresas a la hora de exportar productos identificados con terminos como queso «parmesano» o «champaña» a los países miembros del tratado) y a las negociaciones del mismo (en las cuales no se les ha dejado participar con voto al no ser miembros del Arreglo). Lo han contado muy detalladamente en IP Watch (como no!) y, haciendo hincapie en las diferencias entre el sistema de GIs y el de marcas colectivas y de certificación, en Spicy IP (1 y 2).

Acuerdos click-wrap, cláusulas de sumisión y noches en vela

Recuerdo que en aquellos días en los que estaba redactando mi tesis doctoral me surgió una duda en relación con el actual Art. 25.2 del Reglamento Bruselas I. Dicha disposición indica: «Se considerará hecha por escrito toda transmisión efectuada por medios electrónicos que proporcione un registro duradero del acuerdo». Mi duda metafísica era si los acuerdos de elección de foro (a los que se refiere esta disposición) incluidos en las CGC de un contrato al que nos adherimos mediante un click en la pantalla del ordenador (click-wrap agreement) se producía esa «transmisión efectuada por medios electrónicos».

Hoy, felizmente, podré volver a dormir pues el TJUE confirmó ayer lo que yo ya sospechaba: que sí!. Aquellos de vosotros que tengais la misma duda, podeis consultar la STJUE de 21 mayo 2015, C-322/14, «El Majdoub« en la que se indica: «El artículo 23, apartado 2, del Reglamento 44/2001 [ahora art. 25.2 del Reglamento 1215/2012], debe interpretarse en el sentido de que la técnica de aceptación mediante un «clic» de las condiciones generales, que incluyen una cláusula atributiva de competencia, de un contrato de compraventa celebrado por vía electrónica, como el del litigio principal, constituye una transmisión por medios electrónicos que proporciona un registro duradero de dicha cláusula, en el sentido de esta disposición, siempre que esa técnica permita imprimir y guardar el texto de las citadas condiciones antes de la celebración del contrato«.

Descienden los litigios de patentes en Estados Unidos

Cuentan en IP Watchdog que el último informe de PwC muestra un claro descenso de los litigios de patentes en Estados Unidos: «the newPricewaterhouseCoopers 2015 patent litigation study, released today, points to a 13% drop in patent lawsuits filed in 2014. That’s right—patent cases more than doubled from 2009 (2,792) to 2013 (6,497) and then sharply dropped (5,686) in 2014″. ¿Debería este descenso llevar al legislador americano a reconsiderar la introducción de «legislación anti-trolls«?

DJ Sebitas quiere cerrar esta entrada haciendo publicidad de uno de esos grupos que te empiezan a gustar cuando uno se hace mayor y empieza a ablandarse: Los Secretos (otro ejemplo es Quique Gonzalez). Como acaban de sacar disco, pues hay que ayudarles a patrocinarlo: aquiaqui y aqui.

Abrazos,

Aurelius

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.