Y aquí está la segunda parte de la entrada anterior con las sentencias que faltaban del mes de febrero y con alguna ya del mes de marzo.

STJUE, de 12 de febrero de 2015, asunto C-539/13 (Patentes)

Como esta interesante sentencia (asunto “Merck v. Sigma”), que tiene que ver con los requisitos para importar productos farmacéuticos patentados desde nuevos Estados Miembros, ha sido ya objeto de análisis en Lvcentinvs, directamente os remito a la entrada preparada por Vicentinvs.

STG, de 26 de febrero de 2015, asunto T-257/11 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante de la cancelación, confirmándose por tanto la decisión de la Sala de Recursos de la OAMI en la que se mantuvo el registro de la marca “COLOURBLIND” al no haberse acreditado fehacientemente la existencia de mala fe en su presentación.

STG, de 26 de febrero de 2015, asunto T-388/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca “SAMSARA” (para servicios de la clase 44, entre otros ‘Spas’) por existir riesgo de confusión con la marca anterior “SAMSARA” (registrada en clase 3 para jabones, perfumería, cosméticos, etc.).

STG, de 26 de febrero de 2015, asunto T-713/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó parcialmente el registro de la marca solicitada por existir riesgo de confusión con las marcas anteriores:FlatsSTG, de 27 de febrero de 2015, asunto T-41/12 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca “L’Wren Scott” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “LOREN SCOTT”.

STG, de 27 de febrero de 2015, asunto T-106/14 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca “GREENWORLD” por ser descriptiva y carecer de carácter distintivo en relación con los productos y servicios solicitados (clases 4, 35 y 39).

STG, de 27 de febrero de 2015, asunto T-227/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca “INTERFACE” por existir riesgo de confusión con la marca anterior “INTERFOG”. El Tribunal confirmó que la existencia de otras marcas con el prefijo ‘INTER’ no es suficiente para permitir el registro de la marca impugnada.

STG, de 27 de febrero de 2015, asunto T-377/12 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó el recurso del oponente y anuló la resolución de la Cuarta Sala de Recurso de la OAMI (asunto R 135/2011-4). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los signos enfrentados (OLEOSPA (fig.) v. SPA). El Tribunal considera que si existe riesgo de confusión entre ambas marcas.

STG, de 3 de marzo de 2015, asunto T-366/11 (Marca Comunitaria)

En este asunto que ya viene de lejos y hemos mencionado con anterioridad (C-597/12), el Tribunal ha estimado el recurso del oponente y anuló la resolución de la Primera Sala de Recurso de la OAMI (asunto R1212/2009-1). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los signos enfrentados (ZEBEXIR v. ZEBINIX). Por lo tanto, toda vez que ambas marcas cubren productos idénticos, si existe riesgo de confusión entre ambas marcas.

STG, de 3 de marzo de 2015, asuntos acumulados T-492/13 y T-493/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal ha estimado el recurso del solicitante y anuló las resoluciones de la Primera Sala de Recurso de la OAMI (asuntos R1767/2012‑1 y R1768/2012‑1). El Tribunal considera que los signos que a continuación se reproducen si ostentan suficiente carácter distintivo para ser registrados al menos para algunos de los productos y servicios solicitados:cuadrosFinalmente os dejo las Conclusiones del Abogado General de 3 de marzo de 2015 respecto al Asunto C-681/13 “Diageo c. Simiramida”, sobre el reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales.

En sus conclusiones el abogado propone al Tribunal que responda las cuestiones planteadas del siguiente modo:

1) El artículo 34, punto 1, del Reglamento (CE) nº 44/2001 del Consejo, de 22 de diciembre de 2000, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil debe interpretarse en el sentido de que la circunstancia de que una resolución dictada en el Estado de origen sea contraria al Derecho de la Unión Europea no justifica que dicha decisión no sea reconocida en el Estado requerido, debido a que quebranta el orden público de ese Estado. En efecto, en la medida en que no constituye una violación manifiesta de una norma jurídica esencial en el ordenamiento jurídico del Estado requerido, un mero error de Derecho nacional o de Derecho de la Unión como el controvertido en el litigio principal no puede justificar una denegación de reconocimiento basada en el artículo 34, punto 1, del Reglamento nº 44/2001. Al comprobar la posible existencia de una violación manifiesta del orden público como consecuencia de la infracción de las normas fundamentales del Derecho de la Unión, el juez del Estado requerido deberá tener en cuenta la circunstancia de que la persona que se opone al reconocimiento de la resolución en el Estado requerido no ha ejercido todos los recursos que estaban a su disposición en el Estado miembro de origen.

2) Entran dentro del ámbito de aplicación del artículo 14 de la Directiva 2004/48 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual, las costas procesales ligadas al procedimiento principal incoado en un Estado miembro, que tiene por objeto una demanda de indemnización por los daños y perjuicios originados por un embargo, en el cual se planteó la cuestión del reconocimiento en otro Estado miembro de una resolución dictada en el marco de un litigio que tenía por objeto el respeto de un derecho de propiedad intelectual.

* Como no podía ser de otra forma, Vicentinvs ha preparado una entrada muy completa sobre las conclusiones que puede consultarse aquí.

Por ahora es todo, pero pronto continuaremos con la puesta al día que en lo que va del mes de marzo ha habido varias interesantes sentencias y otras están a punto de dictarse.

Compartir
Artículo anteriorJurisprudencia TJUE
Artículo siguienteJurisprudencia TJUE
Gilberto Macias
IPholic, apasionado de todo lo que gira alrededor de la Propiedad Industrial e Intelectual. Abogado en Clarke, Modet & Co. en Alicante, especializado en temas de marcas y diseños comunitarios. Profesor del Magister Lvcentinvs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.