Como los tribunales en Luxemburgo han estado bastante movidos en las últimas semanas, Lvcentinvs ha tenido que redoblar esfuerzos para mantenerlos lo más actualizado posible y no dejar pasar ninguna sentencia sin reseñar. A continuación os dejamos varias sentencias, algunas de ellas de imprescindible lectura:

STJUE, de 18 de septiembre de 2014, asunto C-308/13 P y C-309/13 P (Marca Comunitaria)

El Tribunal de Justicia desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión del Tribunal General (asunto T-336/11) y de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “GIUSEPPE ZANOTTI DESIGN” (fig.) por no existir  riesgo de confusión con la marca anterior “ZANOTTI” (fig.).

STJUE, de 18 de septiembre de 2014, asunto C-205/13 (Marca Tridimensional – Forma del Producto)

Interesante sentencia del Tribunal de Justicia que versa sobre la protección como marca de un signo que tiene la forma de una silla para niños (‘Tripp Trapp”):

TrippTrapp

El asunto deviene de la cuestión prejudicial planteada por el Hoge Raad der Nederlanden y que tiene por objeto la interpretación del artículo 3, apartado 1, letra e), de la Directiva 89/104/CEE del Consejo.

El Tribunal de Justicia ha declarado que:

1. El artículo 3, apartado 1, letra e), primer guión, de la Directiva 89/104/CEE del Consejo, de 21 de diciembre de 1988, Primera Directiva relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas, debe interpretarse en el sentido de que la causa de denegación de registro establecida en dicha disposición puede aplicarse a un signo constituido exclusivamente por la forma de un producto que tiene una o varias características de uso esenciales e inherentes a la función o a las funciones genéricas de ese producto, que el consumidor puede, en su caso, buscar en los productos de la competencia.

2. El artículo 3, apartado 1, letra e), tercer guión, de la Primera Directiva 89/104 debe interpretarse en el sentido de que la causa de denegación de registro establecida en dicha disposición puede aplicarse a un signo constituido exclusivamente por la forma de un producto que tenga varias características que puedan conferirle diferentes valores sustanciales. La percepción de la forma del producto por el público al que se destinan los productos constituye tan sólo uno de los elementos de apreciación para determinar la aplicabilidad de la causa de denegación de que se trate.

3. El artículo 3, apartado 1, letra e), de la Primera Directiva 89/104 debe interpretarse en el sentido de que los motivos de denegación del registro enunciados en los guiones primero y tercero de dicha disposición no pueden aplicarse combinados entre sí.

Los que no puedan leer la sentencia, recomiendo al menos leer el comunicado de prensa del Tribunal.

STG, de 18 de septiembre de 2014, asunto T-90/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del solicitante, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se rechazó el registro de la marca comunitaria solicitada por existir riesgo de confusión con las marcas anteriores: 12STG, de 18 de septiembre de 2014, asunto T-265/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó el recurso del oponente y anuló la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la OAMI (asunto R 15/2012-2). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los signos enfrentados:

34

El Tribunal considera que si existe riesgo de confusión entre las marcas enfrentadas.

STG, de 18 de septiembre de 2014, asunto T-267/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal General desestimó el recurso del oponente, confirmándose por tanto la decisión de la OAMI en la que se aceptó el registro de la marca “BAUSS” por no existir  riesgo de confusión con la marca anterior “BASS3TRES”.

STG, de 23 de septiembre de 2014, T-11/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó el recurso del oponente y anuló la resolución de la Primera Sala de Recurso de la OAMI (asunto R 1522/2011‑1). El Tribunal ha considerado que la Sala de Recursos se equivocó al considerar el recurso como inadmisible. Al no haberse examinado el fondo, el TG no puede manifestarse sobre si existe o no riesgo de confusión entre las marcas “MEGO” y “TEGO / TEGOMETALL”.

STG, de 23 de septiembre de 2014, T-195/12 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó parcialmente el recurso del solicitante y anuló en parte la resolución de la Primera Sala de Recurso de la OAMI (asunto R 476/2011-1). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea la similitud existente entre algunos de los productos identificados por los signos enfrentados (NUNA v. NANA / NANU-NANA). Para los productos idénticos y similares, se confirmó el riesgo de confusión.

STG, de 23 de septiembre de 2014, T-341/13 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó el recurso del solicitante y anuló la resolución de la Primera Sala de Recurso de la OAMI (asunto R 203/2011-1). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los signos enfrentados “SO’BiO ētic” (fig.) y “SO?”. Por lo tanto, no existe riesgo de confusión entre ambas marcas.

STG, de 23 de septiembre de 2014, T-493/12 (Marca Comunitaria)

El Tribunal estimó el recurso del oponente y anuló la resolución de la Segunda Sala de Recurso de la OAMI (asunto R 201/2012-2). El Tribunal ha considerado que la OAMI evalúo de forma errónea los signos enfrentados (GEPRAL v. DELPRAL). Por lo tanto, toda vez que ambas marcas cubren productos idénticos y similares, si existe riesgo de confusión entre ambas marcas

Por ahora es todo, pero aún nos quedan varias sentencias pendientes del mes de septiembre, las cuales iremos actualizando en cuanto Vicente espabile un poco más y se deje de andar probando fragancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.