Empezamos con las sentencias que se han dictado en Luxemburgo en los primeros días del mes de mayo.

Primero os dejo con 2 sentencias del Tribunal General sobre, ese tema que tanto gusta a Aurelius, marcas comunitarias:

STG, de 2 de mayo de 2012, asunto T-435/11, Community trade mark – International registration designating the European Community – Application for Community word mark UniversalPHOLED– Absolute ground for refusal – Descriptive character – Article 7(1)(c) of Regulation (EC) No 207/2009.
El Tribunal desestimó el recurso del solicitante de la marca, por lo que se confirma el rechazo de la solicitud de marca por ser descriptiva.

STG, de 3 de mayo de 2012, asunto T-270/10, Marque communautaire – Procédure d’opposition – Demande de marque communautaire verbale KARRA – Marques nationales et communautaire figuratives antérieuresKara – Dénomination sociale Conceria Kara Srl et nom commercial Kara – Motifs relatifs de refus – Article 75, première phrase, du règlement (CE) n° 207/2009 – Article 42, paragraphes 2 et 3, du règlement (CE) n° 207/2009 – Article 8, paragraphe 1, sous b), du règlement (CE) n° 207/2009 – Article 8, paragraphe 4, du règlement (CE) n° 207/2009 – Article 8 de la convention de Paris – Mauvaise foi.

El Tribunal desestimó el recurso del oponente, por lo que se confirma el rechazo parcial de la oposición. La marca solicitada puede ser registrada parcialmente.

Ahora una interesante sentencia relacionada con los DDAA y los programas de ordenador:

STJ, de 2 de mayo de 2012, asunto C-406/10, Propiedad intelectual – Directiva 91/250/CEE – Protección jurídica de los programas de ordenador – Artículos 1, apartado 2, y 5, apartado 3 – Alcance de la protección – Creación directa o por otro proceso – Programa de ordenador protegido por los derechos de autor – Reproducción de las funciones por un segundo programa sin acceso al código fuente del primero – Descompilación del código objeto del primer programa de ordenador – Directiva 2001/29/CE – Derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información – Artículo 2, letra a) – Manual de utilización de un programa de ordenador – Reproducción en otro programa de ordenador – Violación de los derechos de autor – Requisito – Expresión de la creación intelectual propia del autor del manual de utilización.

El asunto proviene de la petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por la High Court of Justice (England & Wales).
Dicha petición se ha presentado en el marco de un litigio entre SAS Institute Inc. (en lo sucesivo, «SAS Institute») y World Programming Ltd. (en lo sucesivo, «WPL»), a propósito de una acción ejercitada por SAS Institute por vulneración de los derechos de autor sobre los programas de ordenador y los manuales relativos a su sistema informático de bases de datos.
El Tribunal de Justicia (Sala Primera) declaró:
1)      El artículo 1, apartado 2, de la Directiva 91/250/CEE del Consejo, de 14 de mayo de 1991, sobre la protección jurídica de programas de ordenador, debe interpretarse en el sentido de que ni la funcionalidad de un programa de ordenador ni el lenguaje de programación o el formato de los archivos de datos utilizados en un programa de ordenador para explotar algunas de sus funciones constituyen una forma de expresión de ese programa y, por ello, carecen de la protección del derecho de autor sobre los programas de ordenador en el sentido de esa Directiva.

2)      El artículo 5, apartado 3, de la Directiva 91/250 debe interpretarse en el sentido de que quien haya obtenido una copia con licencia de un programa de ordenador puede, sin la autorización del titular de los derechos de autor, observar, estudiar y verificar el funcionamiento de ese programa con el fin de determinar las ideas y principios implícitos en cualquiera de sus elementos, cuando realice operaciones cubiertas por esa licencia así como los actos de carga y desarrollo necesarios para la utilización del programa de ordenador, siempre y cuando no infrinja los derechos exclusivos del titular de los derechos de autor sobre ese programa.

3)      El artículo 2, letra a), de la Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, debe interpretarse en el sentido de que la reproducción, en un programa de ordenador o en un manual de utilización de ese programa, de algunos elementos descritos en el manual de utilización de otro programa de ordenador protegido por los derechos de autor puede constituir una infracción de los derechos de autor sobre ese último manual si tal reproducción constituye la expresión de la creación intelectual propia del autor del manual de utilización del programa de ordenador protegido por los derechos de autor, circunstancia que corresponde verificar al órgano jurisdiccional remitente.

Y finalmente os dejo con las Conclusiones del Abogado General, de 3 de mayo de 2012, en el asunto C-376/11, Política industrial – Internet – Dominio de primer nivel “.eu” – Reglamento (CE) nº 874/2004 – Artículos 12, apartado 2, y 21, apartado 1, letra a) – Reglamento (CE) nº 733/2002 – Artículo 4, apartado 2, letra b) – Concepto de “licenciatario de derechos anteriores” – Registros especulativos y abusivos – Registro de un nombre sin que existan “derechos o intereses legítimos” – Derecho de marcas
El tema deviene de la petición de decisión prejudicial se suscita en un litigio entre SPRL Pie Optiek (en lo sucesivo, «Pie Optiek»), una sociedad belga dedicada a la venta de productos de óptica por Internet, y la empresa SA Bureau Gevers (en lo sucesivo, «Bureau Gevers»), una sociedad belga cuya actividad es la asesoría en propiedad intelectual, así como ASBL European Registry for Internet Domains, organismo competente para la adjudicación de nombres de dominio «.eu» (en lo sucesivo, «EURid»), acerca del registro del nombre de dominio «lensworld.eu». Con sus recursos interpuestos ante los órganos jurisdiccionales nacionales, Pie Optiek pretende, por una parte, que se declare que el registro de dicho nombre de dominio a favor de Bureau Gevers fue especulativo y abusivo y, por otra, que se le transfiera a ella dicho nombre de dominio.

El Abogado General recomienda al Tribunal que responda a las cuestiones planteadas de la siguiente manera:
Los términos «licenciatarios de derechos anteriores» utilizados en el artículo 12, apartado 2, del Reglamento (CE) nº 874/2004 de la Comisión, de 28 de abril de 2004, por el que se establecen normas de política de interés general relativas a la aplicación y a las funciones del dominio de primer nivel «.eu», así como los principios en materia de registro, deben interpretarse en el sentido de que, en una situación en la que el derecho anterior de que se trata es un derecho de marca, no pueden referirse a una persona que únicamente ha sido autorizada por el titular de la marca a registrar, en su propio nombre pero por cuenta del licenciante, un nombre de dominio idéntico o similar a la marca, sin estar no obstante autorizada a hacer otros usos de la marca o a usar el signo en cuanto marca, como por ejemplo comercializar productos o servicios bajo la marca.

Si no pueden leerse el contenido de la sentencia, os recomiendo leer al menos el Comunicado de Prensa publicado por el Tribunal.

Blog Lucentinus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.