Se acabó el puente… pero siempre nos quedará la propiedad intelectual

Corrección de errores Reglamento PCT
Gracias a F. Garau he sabido de la publicación de la Corrección de errores de las Modificaciones al Reglamento del Tratado de cooperación en materia de patentes (PCT) adoptadas en la 36ª Sesión (16ª sesión ordinaria) de la Asamblea de la Unión Internacional de Cooperación en Materia de Patentes el 12 de noviembre de 2007.

Google y las International Patent Holding Companies
Recuerdo que en mi visita a Nueva York de este verano tenía que participar en una mesa redonda en la que uno de los temas a tratar eran las international patent holding companies. Afortunadamente, la mesa se tuvo que cancelar por falta de tiempo. Ahora resulta que Google es una de esas empresas que utiliza este mecanismo fiscal:
«Google rebajó sus impuestos en unos 3.100 millones de dólares (unos 2.200 millones de euros) durante los últimos tres años usando técnicas que transfieren la mayor parte de sus beneficios de fuera de Estados Unidos a las islas Bermudas a través de Irlanda y Holanda.
El desvío de los beneficios comienza cuando compañías como Google venden o licencian los derechos en el exterior de propiedad intelectual desarrollada en EE UU a filiales en países con baja fiscalidad. A las matrices les interesa vender esos derechos lo más bajo posible para no tributar en EE UU por esos ingresos».
Sin duda esta estrategia fiscal no es algo nuevo, pero en negocios como el de Google reviste ciertas particularidades por la necesidad de celebrar licencias de propiedad intelectual.
¿Algún miembro de la audiencia lvcentina estaría dispuesto a escribir un artículo sobre este técnica fiscal para un libro en inglés que está coordinando Aurelio?

Competencia desleal, marcas blancas e innovación
Me cuenta Rodrigo Ramirez que las marcas blancas están en la mira de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) de España que ha decidido abrir una investigación para esclarecer si las grandes empresas distribuidoras están incurriendo en un caso de competencia desleal sobre las marcas de sus proveedores-fabricantes.Los fabricantes denuncian que la distribución vende con pérdidas estos productos, distorsionando la competencia, y además copia cualquier innovación por parte de la industria. El hecho de que las distribudoras dispongan de información sobre nuevos productos meses antes de que se pongan a la venta le estaría permitiendo copiarlos a bajo precio, eliminando así cualquier posibilidad de desarrollo por parte de los productores, y afectando el desarrollo de sus propias marcas. Otro gran problema es que la marca del distribuidor gana terreno a pasos agigantados en la cuota de mercado, mientras que las del fabricante continúan en un claro descenso.
Una selección de flamenco pa tos: aquí, aquí, aquí y aquí.
Olé
Aurelius

Blog Lucentinus

Compartir
Artículo anteriorGilberto Macias nos trae la jurisprudencia del TJUE
Artículo siguienteChina, ACTA y partidos de futbol
Aurelio López-Tarruella
Profesor Titular de Derecho internacional privado. Universidad de Alicante (España), Abogado Of Counsel de Baylos, Profesor del Doctorado Europeo EIPIN – Information Society (Horizon 2020 Marie Skłodowska Curie Action ITN-EJD 2016-2019) y de diferentes Masters y cursos en España y el extranjero. Consultor para OMPI, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo en proyectos de propiedad intelectual. Autor y editor de diferentes publicaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.