El barcelonismo confeso de este blogger no le impide seguir disfrutando (por unos pocos días más) de los éxitos del glorioso Hercules de Alicante. No hay dinero para pagar tamaña alegría (por favor, entiéndase el doble sentido). Mientras tanto, teñido de azul y blanco, otro poquito de propiedad intelectual

Seminario sobre ADR y Propiedad intelectual
FIDE y el centro de arbitraje de la OMPI están organizando el seminario titulado «Mediation in Intellectual property and technology disputes» en Madrid el próximo 23 septiembre 2010.

Asunto «Monix» en materia de marcas
Nos cuenta Katarzyna Gibas (mujer lvcentina de última generación) que el Tribunal Supremo, en el llamado “caso Monix”, se pronuncia sobre un conflicto entre dos empresas, permitiendo la convivencia de varias marcas idénticas que designan productos y servicios idénticos, pese a la constatación de una evidente confundibilidad entre los signos en cuestión. La Sala argumenta que “la especial situación ha sido creada con plena consciencia por ambas partes” y que “se creó, de forma asumida, […], una situación de convivencia de marcas, aunque confundibles no eran incompatibles en el sentido de no poder ser atacadas recíprocamente por ninguno de los respectivos titulares. Esta situación no es extraña al derecho marcario porque puede provenir de la voluntad explícita o implícita de los interesados”. La sentencia suscita perplejidad y muchas preguntas acerca de la principal función de la marca y el inevitable riesgo de confusión que esta situación va a suponer para los consumidores.

Corresponsalía de guerra
Desde las trincheras del frente de la propiedad intelectual, Rodrigo Ramirez informa que «La UE negociará con China un acuerdo sobre protección de las denominaciones de origen«.
Carmen «Miss Bases de datos» GM informa que el juicio «por una denuncia de Nintendo contra vendedores/importadores de cartuchos flash para la NDS no ha tenido lugar, al haber pactado los acusados una condena reducida (una multa económica relativamente pequeña) y declararse culpables».
Gil Macias (el primer hidrocálido socio del glorioso Hercules) nos cuenta que «se ha dictado la primera resolución contra el acoso del ‘cartel de las entidades de gestión’ a las tiendas de informática» y Carmina Such que «Twitter engancha a las marcas más fuertes para sus Promoted Tweets«.

Por cierto, os recuerdo que Lucentinus está en Twitter a cuya cuenta os podeis abonar para recibir las entradas del blog y mucho mas.

Atención…pregunta

¿Que me decis de esta noticia que me ha enviado Rodrigo Ramirez (y alguien más que no recuerdo, lo siento): Los toreros pretenden registrar sus faenas como «creación artística» con derecho a propiedad intelectual. Sin duda un buen ejemplo para explicar a los nuevos alumnos del Magister Lvcentinvs qué protege los derechos de autor. Aqui otro que podría proteger una buena «faena».

Bien, en vista de la temática final las canciones no pueden ser otras más que: aquí, aquí, aqui. Y de paso, ante la aparición del nuevo disco de «Toke King» (anunciado en Spotify) que se mete con las redes sociales (que fácil es llamar la atención para vender discos), Aurelius aprovecha para reivindicar a los provocadores más auténticos del rock en castellano (perdón por la macarrada).
Abrazos,
Aurelius
Blog Lucentinus

Compartir
Artículo anteriorGoogle, redadas y bloqueos
Artículo siguienteGilberto Macias nos trae la jurisprudencia del TJUE (I)
Aurelio López-Tarruella
Profesor Titular de Derecho internacional privado. Universidad de Alicante (España), Abogado Of Counsel de Baylos, Profesor del Doctorado Europeo EIPIN – Information Society (Horizon 2020 Marie Skłodowska Curie Action ITN-EJD 2016-2019) y de diferentes Masters y cursos en España y el extranjero. Consultor para OMPI, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo en proyectos de propiedad intelectual. Autor y editor de diferentes publicaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.