El sabado 8 de julio se publicó, en el Boletin Oficial del Estado (BOE), la Ley 23/2006 que modifica el Texto Refundido de la Ley de propiedad intelectual española. Con ella se da cumplimiento a la Directiva comunitaria 2001/29 de derechos de autor en la sociedad de la información, si bien con más de tres años de retraso. La directiva esta destinada a adaptar la legislación en la materia al entorno digital y a cumplir con los compromisos internacionales asumidos en el Tratado OMPI de derechos de autor de 1996, el cual no ha sido ratificado por casi ningún Estado miembro ni por la Comunidad Europea.
Ocurre, sin embargo, que la reforma llega tarde. La incorporación de la Directia llega en un momento en la que sus disposiciones han quedado desfasadas. Las soluciones propuestas sobre la relación entre los mecanismos técnicos de protección y las excepciones al derecho de exclusividad (especialmente el derecho de copia privada) no parece adecuadas y, en cualquier caso, presentan un carácter transitorio (según la Disp. Ad. 1 el gobierno español podrá mediante Real Decreto modificar la norma en cuestión). Asimismo, resulta controvertido el alcance del derecho de remuneración por copia privada (Art. 25): es aplicable a los aparatos analógicos pero no a todos los digitales y, en ningún caso, a los disco duros de ordenador. De nuevo es una solución transitoria que se irá actualizando cada dos años por acuerdos entre las partes implicadas…
Que la solución llega tarde también se pone de manifiesto en los últimos movimientos adoptados a nivel comunitario: en breve, la Comisión Europea debe presentar un Informe de seguimiento sobre la aplicación de la Directiva 2001/29 lo que podría conllevar la presentación de una nueva propuesta. Asimismo y en relación con este Informe, está en marcha una consulta pública sobre la imposición de canones por la explotación de derechos de autor para compensar a los autores. En fin, debe recordarse, además, que hace más de un año, la Comisión realizó un estudio y adoptó una recomendación sobre la necesaria adaptación de las entidades de gestión colectiva al mercado de la música en Internet.
En definitiva, la adaptación de la legislación de propiedad intelectual al entorno digital no está ni mucho menos concluida. Como anunció la ministra de Cultura en diciembre de 2004, en España, se va a acometer una nueva reforma que dará lugar a una Ley de Propiedad Intelectual completamente nueva. La misma, en cualquier caso, deberá tener en cuenta las posibles medidas que se adopten a nivel comunitario e internacional.
Por último, recordar que la LPI, junto con la Leyes de marcas, patentes, diseño industrial y la Ley de Enjuiciamiento Civil también recientemente modificadas por la Ley 19/2006 para incorporar la Directiva 2004/48 sobre medidas de protección de los derechos de propiedad intelectual la cual, a su vez, tiene su origen en los artículos… de ADPIC.

Blog Lucentinus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.